Rusia lanza por sorpresa maniobras navales a gran escala en varios mares y océanos

Desplegará 140 buques de guerra, 60 aeronaves y más de 10.000 efectivos en el Mediterráneo, el océano Atlántico, el océano Pacífico y el mar del Norte; también en el Índico junto a China e Irán

Maniobras navales de Rusia

Europa PressManiobras navales de Rusia

El Ejército de Rusia ha anunciado este jueves que prevé realizar una serie de maniobras militares a gran escala en zonas del Mediterráneo, el océano Atlántico, el océano Pacífico y el mar del Norte durante las últimas semanas de enero y el mes de febrero. Para ello contará con el despliegue de unos 140 buques de guerra, unos 60 aeronaves y más de 10.000 efectivos, que realizarán diferentes ejercicios en pleno aumento de la tensión por la cuestión ucraniana, según ha recogido la agencia de noticias Interfax.

"La Armada rusa efectuará una serie de ejercicios en todas las zonas de responsabilidad de la flota", ha informado el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado. El jefe de la Armada, el almirante Nikolái Yevménov, dirigirá unos juegos navales en los que participarán también más de 60 aviones y un millar de equipos militares. El objetivo de las maniobras es "la defensa de los intereses nacionales rusos en los mares" y también "la lucha contra las amenazas militares" para el país.

La nota precisa que los buques y aviones rusos se ejercitarán tanto en las aguas territoriales como en las internacionales, y también se llevarán a cabo maniobras separadas desde el mar Mediterráneo al del Norte y Ojotsk, al Océano Pacífico y la parte nororiental del Atlántico. Al respecto, seis grandes buques de desembarco de las Flotas rusas del Norte y el Báltico ya han partido desde el puerto de Baltisk (enclave ruso de Kaliningrado) rumbo al Mediterráneo.

Además, Rusia efectuará ejercicios navales conjuntos con China e Irán en el océano Índico, concretamente en el golfo de Omán. "Del 18 de enero al 22 de enero se celebran los ejercicios navales ruso-chino-iraníes, CHIRU-2Q22, en el golfo de Omán (en la parte norte del mar arabigo) y su espacio aéreo", señala en una comunicado el Ministerio de Defensa ruso.

Un destacamento de barcos de la Flota del Pacífico, el crucero con misiles Varyag y el barco antisubmarino Admiral Tributs, además del buque cisterna Boris Butoma, participan en los ejercicios. Durante las maniobras se prevén disparos de artillería contra un objetivo marítimo, maniobras tácticas conjuntas y tareas de búsqueda y rescate en el mar, de acuerdo con Defensa.

Coincidiendo con este anuncio, unidades de la infantería de marina rusa llegaron este jueves a Bielorrusia para las maniobras "Determinación aliada-2022". Dichos ejercicios, que EEUU consideró "preocupantes", ya que tienen lugar cerca de la frontera ucraniana, se proponen inspeccionar las capacidades de las fuerzas de reacción rápida rusas y bielorrusas en cuatro aeródromos y cinco polígonos militares.

Moscú niega que se plantee una invasión de Ucrania y defiende su derecho a realizar maniobras en su territorio y en los márgenes de la Unión Estatal Rusia-Bielorrusia, al tiempo que rechaza que éstas representen una escalada en la frontera con el vecino país.

Blinken y Lavrov se citan en Ginebra

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y su homólogo estadounidense, Antony Blinken, celebran este viernes, un encuentro en Ginebra con el difícil objetivo de rebajar la alta tensión que se vive en torno a Ucrania, por el fuerte temor de Occidente de que Rusia invada ese país de un momento otro.

El Kremlin ha repetido una y otra vez que tal invasión es impensable, pero la importante presencia de tropas rusas en la frontera ucraniana, con unos 100.000 efectivos ya, y las nuevas maniobras militares anunciadas por Moscú para las próximas semanas han acrecentado el nerviosismo de Estados Unidos y de la OTAN.

Las tensiones, que ya duran semanas, no se han reducido con los continuos contactos diplomáticos mantenidos este mes, en el que Rusia ya ha debatido sobre la crisis con los países de la OTAN en Bruselas y en Viena, en el marco de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

En el encuentro de este viernes, segundo que EEUU y Rusia celebran en Ginebra este mes tras el diálogo estratégico del 10 de enero, Lavrov insistirá en que Washington ofrezca garantías de que Ucrania no será en un futuro miembro de la Alianza Atlántica.

Sobre el autor de esta publicación