Rusia cumple su palabra y corta el gas a Finlandia por no pagar en rublos

La solicitud de unión a la OTAN y no pagar en rublos "obligan" a Rusia a cortar tanto el gas como la electricidad a Finlandia que ya se había preparado para ello

Rusia cortará el gas a Finlandia

Europa PressRusia cortará el envío de gas a Finlandia este sábado

La compañía energética finlandesa Gasum confirmó este sábado que el gigante gasístico de Rusia Gazprom le ha cortado el suministro de gas, tal como anunció el viernes, por no cumplir la exigencia del grupo estatal ruso de pagar en rublos.

Con esta decisión, Finlandia pierde a su mayor proveedor de gas natural, ya que Gazprom suministra alrededor del 92 % de todo el gas que consume el país nórdico, sobre todo en la industria forestal y en el procesamiento de productos químicos.

Finlandia importó en 2021 cerca de 2.200 millones de metros cúbicos de gas natural, con un coste de 927,5 millones de euros, aunque este combustible supone apenas el 5 % de toda la energía que consume el país nórdico.

Según Gasum, el mayor distribuidor de gas natural licuado (GNL) de los países nórdicos, los próximos meses suministrará a sus clientes gas natural procedente de otros proveedores a través del gasoducto Baltic Connector.

Asimismo, indicó que su red de estaciones de servicio de gas continuará operando con normalidad.

En un intento de reducir la dependencia del gas de Rusia, hace un mes Finlandia acordó con Estonia alquilar de forma conjunta este otoño una terminal flotante de gas natural licuado (GNL), donde se almacenará el gas traído en barcos desde otros países productores.

"Esta terminal de gas licuado nos permitirá librarnos del gas ruso", incidió la ministra de Finanzas, Annika Saarikko, según recoge la radiotelevisión finlandesa YLE.

Finlandia es el tercer país de la Unión Europea, tras Polonia y Bulgaria, que deja de recibir gas ruso por no querer doblegarse a las exigencias de Moscú de que sus clientes paguen en rublos para intentar frenar el desplome de su moneda.

Rusia buscaba penalizar a los países "hostiles" obligándoles a abrir dos cuentas en Gazprombank, una en divisa extranjera y otra en rublos.

El viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, aseguró el jueves que la mitad de los 54 compradores extranjeros de gas habían aceptado esta condición y, por tanto, los contratos no corren peligro, aunque no detalló la lista exacta.

En el caso de Finlandia, que este miércoles presentó formalmente su solicitud de ingreso en la OTAN haciendo caso omiso de las amenazas del Kremlin, el corte del suministro de gas ruso se suma al de la electricidad.

Hace justo una semana, la compañía energética rusa Inter RAO dejó de abastecer electricidad al mercado finlandés, alegando "problemas para recibir pagos" debido a las sanciones europeas, aunque varios expertos del país nórdico lo achacan a motivos políticos.

Sobre el autor de esta publicación