Crisis energética

Gazprom suspende totalmente el flujo de gas a través de Nord Stream a Europa por una supuesta fuga

Moscú ya amenazó con cortar el suministro después de que la UE apoyara extender la limitación del precio del petróleo ruso acordada por el G-7 al gas

Instalaciones del gasoducto Nord Stream en Lubmin, Alemania

EUROPA PRESSInstalaciones del gasoducto Nord Stream en Lubmin, Alemania

El consorcio estatal ruso Gazprom anunció este viernes la suspensión completa del tránsito de gas a través del gasoducto Nord Stream por una fuga de aceite detectada durante el mantenimiento de la única estación compresora aún en funcionamiento.

Esta suspensión del suministro coincide con la amenaza vertida por Moscú de cortar el suministro a Europa después de que la Unión Europea aplaudiera el acuerdo del G-7 para limitar el precio del petróleo ruso y reclamara extenderlo también al gas ruso.

"Hasta que no se elimine el fallo en el funcionamiento de los equipos, el tránsito de gas por el gasoducto Nord Stream queda completamente suspendido", informó Gazprom en su cuenta de Telegram.

El anuncio se produce un día antes de cuando la gasística rusa debía reanudar el suministro de gas a Europa a través del gasoducto -que operaba ya solo al 20 % de su capacidad- tras concluir tres días de mantenimiento de una turbina de la estación compresora.

A la vez, el Servicio Federal de Supervisión Técnica de Rusia (Rostejnadzor) advirtió de que el problema detectado no permitía garantizar la explotación segura de la turbina. "En este sentido, es necesario tomar las medidas correspondientes y suspender las operaciones de la turbina Trent 60 en relación con las violaciones graves que han sido detectadas", señala la nota.

Según Gazprom, en el pasado semejantes fugas de aceite habían sido detectadas en otras tres turbinas. A la vez, la eliminación completa de las fugas de aceite en estos aparatos "solo es posible" en un taller especializado, agrega el consorcio ruso, citando a Siemens.

Esta semana, el presidente de Gazprom, Alexéi Miller, dijo que la reparación de las turbinas de Nord Stream en una fábrica especializada es ahora imposible debido a las sanciones occidentales. "Siemens actualmente prácticamente no tiene capacidad de proporcionar revisiones regulares de nuestras turbinas. Siemens simplemente no tiene dónde llevar a cabo estos trabajos", dijo Miller a la televisión pública rusa.

El Kremlin advirtió este viernes de que la fiabilidad del gasoducto Nord Stream está en peligro, ya que no existen equipos de reserva que puedan reemplazar a los que se van quedando fuera de servicio. "No hay reservas tecnológicas, solo una turbina está funcionando. Hagan los cálculos", señaló el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Con anterioridad, Peskov sostuvo que debido a las sanciones occidentales no se puede renovar el equipo técnico del gasoducto, y las turbinas que han sido reparadas no pueden ser devueltas a Rusia sin garantías de que no están bajo el régimen sancionador.

Ante esta interrupción indefinida del suministro, la CE ha afirmado que pone de manifiesto la "poca fiabilidad" de Rusia como proveedor de combustibles fósiles a Europa, así como su "cinismo".

El portavoz de la Comisión Europea, Eric Mamer, ha asegurado en Twitter que son "excusas falaces" por parte de Rusia, "otra confirmación de su poca fiabilidad como suministrador" de gas para Europa. "También es otra prueba del cinismo de Rusia, que prefiere quemar gas en lugar de cumplir contratos", ha añadido, en relación a la quema indiscriminada detectada tras la reducción en el suministro de combustible.

El acuerdo del G-7

Tan solo unas horas antes, el G-7 llegó a un acuerdo para instaurar una limitación de precios al petróleo ruso y otros productos derivados, según el comunicado publicado por el club de países al término de la reunión de ministros de Finanzas que tuvo lugar este viernes.

La limitación de precios se realizará de forma efectiva mediante una prohibición generalizada de prestar servicios que permitan el transporte marítimo de estos productos de origen ruso. Únicamente se permitirá proveer servicios de transporte si el petróleo y los derivados se compran a un precio igual o menor al fijado por la coalición.

En su comunicado, los ministros de Finanzas de las naciones del G-7 no han detallado el precio límite. Únicamente han señalado que la cifra se decidirá con arreglo a un abanico de detalles técnicos. "El límite de precios se comunicará públicamente de una forma clara y transparente", ha indicado el G7. Además, estos precios se revisarán en caso de ser necesario.

El club de países asegura que esta medida está "específicamente diseñada" para reducir los ingresos de Rusia y su capacidad de financiar la guerra, al tiempo que limita el impacto en los precios globales de energía.

No obstante, el viceprimer ministro de Rusia, Alexander Novak, ya avisó el jueves de que Rusia no exportaría petróleo a ningún país que se adhiera a esta limitación de precios.

El G-7 ha invitado a todos los países que quieran a aportar comentarios e ideas sobre el diseño y la implementación del límite de precios. "Buscamos establecer una amplia coalición para maximizar su efectividad e instamos a todos los países que todavía busquen importar petróleo ruso a que se comprometan a hacerlo a precios iguales o inferiores al del límite", recoge el comunicado del G7.

De su lado, la Unión Europea ha expresado su apoyo a esta medida, ya que fortalece los paquetes de sanciones que ha ido aprobando en los últimos meses. "La Comisión cumplirá su papel tratando de lograr unanimidad entre los Veintisiete Estados miembros para implementar esta medida en la UE. Nuestro objetivo es hacerlo en el horizonte temporal acordado bajo el sexto paquete de sanciones de la UE: el 5 de diciembre de 2022 para el crudo y el 5 de febrero para los derivados", ha apostillado el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, en un comunicado.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha pedido además imponer un techo al precio del gas ruso como medida de intervención urgente del mercado eléctrico para contener la factura de la luz, aparte de abordar una reforma a medio plazo para desacoplar el precio del gas del de la electricidad.

"Creo firmemente que es hora de aplicar un techo al precio del gas ruso exportado a Europa", ha subrayado la líder del Ejecutivo europeo durante un evento de su partido en Alemania, la CDU, en el que ha señalado directamente al presidente ruso, Vladimir Putin, al que ha acusado de estar detrás de "manipulaciones" que provocan "severas alteraciones" en el mercado eléctrico.

Ante esta posibilidad, Rusia ha respondido amenazando con cortar el suministro de gas a Europa si Bruselas limita su precio. "Será como con el petróleo. Simplemente no habrá gas ruso en Europa", ha asegurado el jefe adjunto del Consejo de Seguridad de Rusia, Dimitri Medvedev, en su perfil de Telegram, según ha recogido la agencia estatal de noticias rusa TASS.

Según los datos de la Agencia Internacional de la Energía, entre marzo y julio Rusia ingresó 95.000 millones de dólares (94.870 millones de euros) de sus exportaciones de petróleo y gas solo a la Unión Europea, casi el doble que en años anteriores.