Rusia aviva la tensión al enviar a prisión a tres ucranianos detenidos por el choque naval

La Justicia rusa ha decretado este martes prisión preventiva hasta el próximo 25 de enero para tres de los 24 militares ucranianos apresados el domingo en el mar de Azov por guardacostas rusos a bordo de tres buques de la Armada ucraniana.

Rusia

Uno de ellos, el marinero Víctor Varemez, fue acusado en virtud del artículo 322 del Código Penal ruso, que alude a la premeditada violación de la frontera por parte de un grupo de personas con el uso de la violencia o la amenaza de usarla, según informan medios locales.

En cuanto al resto, nueve comparecerán este miércoles ante el mismo tribunal, según la Defensora del Pueblo de Crimea, Liudmila Lubina, mientras los tres heridos, que aún se encuentran hospitalizados en Kerch, esperarán su turno. Según las autoridades, los marineros ya fueron interrogados en la península de Crimea por las fuerzas de seguridad, que les acusan de violar las aguas territoriales rusas. Serán representados por un abogado que ya defendió a activistas tártaros acusados de extremismo por negarse a reconocer la anexión rusa de Crimea, ya que los letrados de oficio se niegan a asumir el caso, según fuentes ucranianas.

El Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB, antiguo KGB) acusa a los tres barcos de violar sus aguas territoriales cerca de Crimea, de desoír las demandas de los guardacostas rusos de detenerse y de apuntar con sus armas contra las lanchas rusas. Además, denunció que agentes del Servicio de Seguridad de Ucrania coordinaron la "provocación" en alta mar, uno de los cuales -el teniente Andréi Drache- fue detenido a bordo de la lancha artillada "Nikopol".

El propio presidente ruso, Vladímir Putin, acusó este martes a Kiev de "burda violación" del derecho internacional por parte de los barcos ucranianos y aseguró que los guardacostas rusos están dispuestos a "ofrecer explicaciones adicionales" sobre lo ocurrido en la zona del estrecho de Kerch, que une los mares Negro y Azov.

Políticos ucranianos aducen que los marineros podrían ser condenados a varios años de cárcel, ya que el delito es "grave", aunque también aventuran que su suerte dependerá de las consultas "al más alto nivel" que mantengan en un futuro Putin y el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, que podrían optar por un canje de prisioneros.

Bruselas descarta más sanciones contra Moscú

Los países de la Unión Europea han abordado divididos este martes la posibilidad de reforzar las sanciones a Rusia en respuesta a la escalada en el mar de Azov y el estrecho de Kerch, algo que se ha descartado por ahora a la espera de cómo evolucione la situación sobre el terreno, según han informado fuentes diplomáticas.

Los países bálticos y Polonia, entre otros, han planteado el refuerzo inmediato de las sanciones a Rusia, algo que otros países han acogido con recelo, entre ellos Alemania y Francia, que han considerado que "no es el momento", han explicado fuentes diplomáticas. España también está entre los países que no son partidarios de elevar las sanciones, han confirmado otras fuentes diplomáticas.

"Las sanciones se han puesto sobre la mesa dentro de un contexto global" en la reunión del Comité Político y de Seguridad de la UE, que reúne a los embajadores de los Veintiocho, han explicado fuentes consultadas por Europa Press, que no han descartado que sea una opción que se pueda considerar más adelante en función del deterioro de la situación. "Forman parte de la caja de herramientas", han recordado. "Lo prioritario es rebajar la tensión", han insistido tras fuentes, que han recordado que se puede revisar la opción de las sanciones "más adelante si la situación se deteriora".

Los Veintiocho tampoco han discutido "medidas diplomáticas" para dejar claro a Rusia que consideran el incidente de este domingo "inaceptable". "Todas las medidas restrictivas deben aprobarse por unanimidad", ha recordado en rueda de la portavoz de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Maja Kocijancic, que ha recalcado que seguirán la evolución de la situación y ha dejado claro que "es imperativo que todos muestren la máxima contención para rebajar inmediatamente la tensión".

Los Veintiocho ya mantuvieron este lunes un primer intercambio sobre la situación en el mar de Azov y el estrecho de Kerch y este martes han vuelto a analizar la cuestión. Todos han apelado a la necesidad de "rebajar" la tensión y han subrayado la necesidad de que Rusia libere a los marinos ucranianos y devuelva las embarcaciones y garantice el libre paso en el estrecho de Kerch, al tiempo que han condenado la anexión "ilegal" de Crimea por parte de Rusia.

Tanto la OTAN como la UE apelaron este domingo a la contención y cerraron filas con Ucrania en apoyo a su la soberanía e integridad territorial. Respecto a la aprobación en Ucrania de la ley marcial en las provincias ucranianas fronterizas con Rusia por un periodo de 30 días en respuesta al incidente del domingo, la portavoz de Mogherini ha asegurado que evaluarán "exhaustivamente" la medida cuando se publique y ha subrayado la importancia de que no limite "innecesariamente los derechos civiles". "Esto es un punto importante", ha subrayado.

Sobre el autor de esta publicación