GUERRA DE UCRANIA

Rusia asegura haber rodeado por completo Lisichansk

La guerra de información continúa entre Rusia y Ucrania, mientras la primera asegura haber cercado el último bastión ucraniano en Lugansk, la ciudad de Lisichansk, Kiev asegura que el territorio no ha caído y que el control solo se limita a una carretera

Rusia Ucrania

EFERusia Ucrania

Las fuerzas rusas tienen completamente rodeada la ciudad de Lisichansk, considerada como el último reducto de las fuerzas ucranianas en la región de Lugansk, en el este del país y uno de los objetivos principales de la invasión rusa de Ucrania.

El líder de la república rusa de Chechenia, Ramzan Kadirov, cuyas fuerzas participan en la operación, ha declarado que la ciudad está rodeada y "cabe suponer que pronto comenzarán los ataques a gran escala contra la ciudad", según ha hecho saber en su cuenta de Telegram.

"Todas las entradas y salidas de la ciudad están bloqueadas. Nadie podría atravesar este cerco ni aunque lo intentara con todas sus fuerzas", ha declarado el líder checheno. Rusia estima que en Lisichank hay al menos 2.000 combatientes ucranianos.

Por contra, Ucrania, en su guerra de información, asegura que el cerco no se ha cerrado del todo y que están conteniendo a los combatientes rusos en el sur y el suroeste de la ciudad. Todo parece reducirse a una carretera, que enlaza la ciudad con la población de Bajmut, que ahora mismo está en disputa entre ambos bandos, según fuentes de seguridad al portal Troyitske.

"En los últimos días, como se desprende de la información del Estado Mayor, la situación es más difícil en la dirección de Lisichansk, Bajmut y en la región de Jarkov. También en la dirección de Slavyansk el enemigo está intentando un asalto en un intento de mejorar su posición táctica", dijo Ruslan Muzychuk, de la Guardia Nacional, a la televisión ucraniana.

Añadió que el objetivo de Rusia sigue siendo alcanzar las fronteras administrativas de las regiones de Donetsk y Lugansk, según recoge la agencia Ukrinform.

Por otra parte, señaló que las tropas rusas empleaban misiles más modernos al principio de la invasión y que "actualmente se están utilizando misiles de fabricación todavía soviética, que "sin embargo, no son menos amenazadores", dijo.

Sobre el autor de esta publicación