Reino Unido suma 438 muertos por coronavirus, la cifra más alta desde febrero de 2021

Inglaterra podría eliminar todas las restricciones contra el COVID la próxima semana

Ambulancias en Reino Unido

EFEAmbulancias en Reino Unido

El Ministerio de Salud de Reino Unido ha notificado este martes 438 muertes por COVID-19, la cifra más alta desde febrero de 2021, en el marco de un empeoramiento de los datos diarios de la pandemia achacado a la variante Ómicron del SARS-CoV-2. No obstante, el número de fallecidos debido a la enfermedad suele ser elevado los martes en Reino Unido por los retrasos en la contabilización de datos los fines de semana.

Así, 152.513 personas han muerto en Reino Unido desde que comenzó la pandemia, que ha dejado 15.399.300 infectados --94.432 más que en el balance anterior--, según cifras oficiales.

El ministro de Salud de Reino Unido, Sajid Javid, ha señalado durante la jornada que es "cautelosamente optimista" ante la posibilidad de que Inglaterra pueda levantar algunas de las restricciones impuestas por Ómicron la semana próxima.

Javid se ha expresado en la misma línea que el ministro de Educación británico, Nadhim Zahawi, que dijo el lunes que la situación de la pandemia en Inglaterra es "mejor", mientras las autoridades continúan con la vista puesta en levantar las restricciones en 26 de enero.

Entre las normas destacan la vuelta al teletrabajo, el uso de mascarilla o la obligatoriedad del certificado de vacunación para acceder a ciertas instalaciones, medidas previstas en lo que la Administración de Boris Johnson llama su 'Plan B', que presentó en septiembre por si la situación empeoraba.

El Ejecutivo de Johnson ha fiado el desarrollo de la situación de la pandemia en el país al plan de vacunación contra la COVID-19. Hasta este martes, el 83,4 por ciento de la población británica cuenta con el esquema completo de inmunización, mientras que el 63,6 por ciento ya se ha puesto la tercera dosis.

Escocia sí levanta las restricciones que quedan

Por su parte, Escocia suprimirá las restricciones restantes el próximo lunes, lo que significa que las discotecas podrán reabrir, volverán a celebrarse eventos masivos en interiores y se eliminarán las reglas sobre el distanciamiento físico.

Sin embargo, las autoridades aún recomendarán el teletrabajo y someterse a pruebas diagnósticas rápidas antes de reunirse con otras personas, ha informado la BBC.

La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, ha indicado que los nuevos casos de COVID-19 han "caído significativamente" y que Escocia ha superado la ola de ómicron, aunque ha reconocido que la variante aún "infecta a muchas personas".

Las autoridades sanitarias escocesas han contabilizado algo más de 20.260 casos de COVID-19 en los últimos tres días, frente a los más de 36.500 del mismo período de la semana anterior.

Escocia levantó el lunes la supresión de la limitación de asistentes a grandes eventos en exteriores, argumentando que las dosis de refuerzo y los "actos responsables" de la ciudadanía han tenido un "impacto positivo" en la propagación del virus. Sturgeon ya adelantó la semana pasada que las restricciones se levantarían de forma "gradual" y "cuidadosa".

Sobre el autor de esta publicación