La guerra en Ucrania

Putin se anexiona los cuatro territorios ocupados y Zelenski reacciona solicitando una “adhesión acelerada” de Ucrania a la OTAN

El presidente ruso asegura que defenderá estos territorios por todos los medios y defiende el "derecho" de los ciudadanos de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia de unirse a la "patria histórica"

Putin se da un baño de masas en Moscú para celebrar la anexión de las provincias ocupadas de Ucrania

EFEPutin se da un baño de masas en Moscú para celebrar la anexión de las provincias ocupadas de Ucrania

"Hay cuatro nuevas regiones en Rusia". Así ha proclamado el presidente ruso, Vladimir Putin,  la anexión de zonas ocupadas en Ucrania en un acto simbólico en el Kremlin. "Este es el deseo de millones de ciudadanos", ha asegurado antes de afirmar que defenderán estos territorios por todos los medios y de pedir a Kiev un alto el fuego para iniciar una negociación. El presidente ruso ha destacado que los habitantes de las regiones ucranianas ocupadas de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón han hecho una elección "inequívoca" de unirse a Rusia. El esperado anuncio de Putin ha sido respondido de inmediato por el presidente ucraniano Volodimir Zelenski, que ha anunciado que solicitará formalmente la entrada del país en la OTAN mientras Bruselas y EEUU han anunciado nuevas sanciones.

"Es una decisión inequívoca", dijo Putin en un discurso previo a la firma de los tratados de anexión con cuatro regiones ucranianas en la sala San Jorge del Gran Palacio del Kremlin, donde ha sido interrumpido en varias ocasiones por los aplausos de los presentes.

"Serán ciudadanos rusos para siempre", ha señalado. Durante un simbólico acto en el Kremlin, y en presencia de las principales autoridades del país y de los líderes prorrusos de las cuatro regiones ucranianas, Putin ha dado un nuevo paso en su ofensiva soberanista sobre el país vecino, haciendo caso omiso de las advertencias de los gobiernos occidentales y de la ONU, que cuestionan la validez legal de esta anexión.

Putin ha defendido que responde al deseo de "millones de ciudadanos", que están en su "derecho" de pedir sumarse a Rusia en virtud del principio de la autodeterminación de los pueblos que, según ha apuntado, también contempla la propia Naciones Unidas.

El mandatario se ha retrotraído a la época soviética y ha apelado a la tradición para defender que, fuera de Rusia, hay quienes quieren "volver a su patria histórica". "La gente de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia serán ciudadanos rusos para siempre", ha dicho, dentro de un discurso dirigido tanto a Kiev como a Occidente.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin

También ha recordado a los "mártires" que han perdido la vida "víctimas del régimen de Kiev", incluidos los militares rusos fallecidos desde el inicio de la invasión en febrero, y ha emplazado a las autoridades ucranianas a aceptar un alto el fuego y volver a la mesa de negociaciones.

El mandatario ruso ha abogado por "proteger la libertad" frente a quienes buscan la "soberanía mundial" y actúan con "doble rasero". "Occidente habla de un orden internacional basado en reglas, pero ¿de dónde vienen estas reglas?", ha planteado entre aplausos.

"No nos ven como una sociedad libre", sino como "una multitud de esclavos", ha añadido, acusando a los "avariciosos" gobiernos occidentales de actuar en beneficio propio.

En este sentido, ha advertido que los compromisos de no expansión de la OTAN en el este de Europa han resultado ser un "engaño", así como los acuerdos para frenar el desarrollo armamentístico. "Estados Unidos es el único país del mundo que usó dos veces armas nucleares", ha recordado, en alusión a los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki.

Moscú orquestó referéndums en las cuatro regiones que ahora reivindica como propias, en un contexto marcado por las derrotas militares sobre el terreno tras la contraofensiva ordenada hace un mes desde Kiev. La anexión llega precedida también de una movilización parcial con la que las Fuerzas Armadas rusas aspiran a convocar a decenas de miles de reservistas.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, había afirmado este viernes que todo ataque contra las regiones ucranianas adheridas será considerado como "una agresión" contra Rusia, antes de incidir en que estos territorios serán parte integral del país.

Reclama a Ucrania que ponga fin a la guerra

Tras anexionarse los cuatro territorios ocupados, el presidente ruso llamó a Ucrania poner fin de inmediato a la guerra y volver a la mesa de negociaciones, pero advirtió de que la opción de unirse a Rusia hecha por las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk y las regiones de Jersón y Zaporiyia es "definitiva". "Llamamos al régimen de Kiev a cesar de inmediato el fuego, poner fin a las acciones militares, a la guerra que desató el 2014 y volver la mesa de negociaciones", dijo Putin.

Al mismo tiempo, subrayó que Rusia está preparada para negociar, pero recalcó que no debatirá en las negociaciones la decisión adoptada por el pueblo de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk y la regiones de Jersón y Zaporiyia. "No lo traicionaremos", recalcó el mandatario, que recalcó Rusia defenderá esos territorios con "todos los medios de que dispone". "Haremos todo para garantizar una vida segura de nuestra gente. En ello radica gran misión liberadora de nuestro pueblo", añadió.

Putin enfatizó que las actuales autoridades de Kiev "deben respetar esta libre expresión de la voluntad popular", en alusión a los resultados de los referendos de incorporación a Rusia en esos cuatro territorios, condenados por Ucrania y la práctica totalidad de la comunidad internacional.

Por otro lado,  Putin, aseguró este viernes que el colapso de la hegemonía occidental es "irreversible" y que Rusia tiene su propio destino. "El colapso de la hegemonía occidental que ha comenzado ya no tiene camino atrás".

El líder ruso aseguró que el mundo ha entrado en una fase de "transformaciones revolucionarias" con nuevos centros de desarrollo, que cada vez serán más numerosos.

Putin afirmó que los tiempos del "dictado" y el mundo unipolar han quedado en el pasado. Agregó que Moscú tiene muchos partidarios por todo el mundo y "siente su apoyo".

También pidió unidad a los rusos para que nadie piense que puede "borrar" de la historia a Rusia y su cultura. "Vuelvo a repetir: las cosas ya no serán como antes. El campo de batalla al que nos han citado el destino y la historia es el campo de batalla por nuestro pueblo y la gran Rusia histórica", enfatizó.

Ucrania pide una adhesión exprés a la OTAN

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha anunciado que solicitará formalmente la entrada del país en la OTAN, asumiendo que ya "de facto" forma parte de una Alianza que teóricamente está obligada a responder como bloque a cualquier agresión a un Estado miembro.

Zelenski ha explicado en un discurso que quiere que sea un proceso "acelerado". En su opinión, Ucrania ya ha demostrado que es plenamente compatible con los estándares que establece la OTAN para su ampliación, después de meses de colaboración mutua.

El mandatario ucraniano ha realizado el anuncio poco después de que su homólogo ruso firmase los tratados de anexión de cuatro regiones ocupadas militarmente en el este de Ucrania.

"Hay confianza mutua, nos ayudamos mutuamente y nos protegemos mutuamente. Esto es la alianza", afirmó.

En vista de ello, Ucrania presentará este viernes su solicitud para que su adhesión sea también una realidad "de iure", en un proceso "coherente" con el valor de Kiev a la hora de proteger a sus socios y por el procedimiento de urgencia.

Zelenski se reunió este viernes con el Consejo Nacional de Seguridad, en una jornada en la que Putin firmó los tratados de anexión con las cuatro regiones ucranianas parcialmente ocupadas, Zaporiyia, Jersón, Donetsk y Lugansk, lo que supone aproximadamente el 15 % de la extensión de Ucrania.

El paso del Kremlin se produce después de que entre el 23 y el 27 de septiembre se celebrasen en esos territorios referendos no reconocidos por la comunidad internacional.

Nuevas sanciones de Occidente

El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra funcionarios del Gobierno ruso tras la anexión de cuatro territorios ucranianos firmada este viernes por el presidente de Rusia, Vladímir Putin. Poco antes, la Unión Europea (UE) condenó “firmemente” la anexión ilegal , al tiempo que prometió redoblar las sanciones.

Washington detalló en un comunicado que cientos de individuos, incluidos miembros del Ejército ruso y bielorruso, estarán sujetos a restricciones de visado, mientras que otros centenares recibirán sanciones económicas.

Por su parte, Bruselas aseguró que Ucrania tiene derecho a defenderse y seguir luchando para su liberación y recuperación. “Ucrania está ejerciendo su legítimo derecho a defenderse de la agresión rusa para recuperar el pleno control de su territorio y tiene derecho a liberar los territorios ocupados dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas”, aseguraron en una declaración conjunta los miembros del Consejo Europeo.

Los líderes de los Veintisiete recalcaron que  no reconocen ni reconocerán nunca los “‘referendos' ilegales que Rusia ha diseñado como pretexto para esta nueva violación de la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, ni sus resultados falsificados e ilegales”. “Nunca reconoceremos esta anexión ilegal. Estas decisiones son nulas y no pueden producir ningún efecto legal”, recalcaron, al tiempo que subrayaron que tanto la península de Crimea, que Rusia se anexionó en 2014, como ahora Jersón, Zaporiyia, Donetsk y Lugansk “son Ucrania”.

Al mismo tiempo, avanzaron que reforzarán las medidas restrictivas contra Rusia y aumentarán la “presión” para que ponga fin a la agresión contra Ucrania.

La Comisión Europea ya ha propuesto una octava ronda de sanciones en ese sentido, que deberán refrendar los Estados miembros de la UE en los próximos días.

Los Veintisiete dejaron claro que seguirán prestando un “fuerte apoyo económico, militar, social y financiero a Ucrania durante todo el tiempo que sea necesario”.

Por su parte, la OTAN ha rechazado también la anexión ilegal de Rusia de las zonas ocupadas de Ucrania y ha defendido el derecho de Kiev a recuperar estas regiones, ahora anexionadas por Moscú, alegando que "no cambia la naturaleza de la agresión".

En rueda de prensa desde el cuartel general de Bruselas, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha respondido al anuncio del presidente ruso, asegurando que los aliados "no reconocen, ni reconocerán" dichos territorios como rusos, tras cargar contra unos referéndums "ilegales", "diseñados en Moscú e impuestos a Ucrania".

Stoltenberg ha recordado que se trata de la segunda ocasión, tras la anexión de la península de Crimea en 2014, que Moscú toma parte del territorio ucraniano por la fuerza y ha pedido a toda la comunidad internacional que se sume al no reconocimiento. "Esto no cambia la naturaleza del conflicto, sigue la agresión contra Ucrania, ni cambia el compromiso de ayudar a Ucrania", ha defendido el ex primer ministro noruego.

En este sentido, ante las preguntas de los periodistas, Stoltenberg ha insistido en que la OTAN seguirá apoyando a Ucrania en sus ofensivas para retomar los territorios ocupados, incluidos los ahora anexionados por Rusia, tras defender que la maniobra de Putin "no cambia el conflicto".