Putin acorralado: retrocede en Ucrania, críticas en Rusia, China marca distancia y la India le pide el final de la guerra

Crece el malestar contra Putin en el ejército ruso y entre los oligarcas sancionados por Occidente

Putin y Xi Jinping

EFEPutin y Xi Jinping

Los días de Vladimir Putin como presidente de Rusia pueden está contados y no se descarta su destitución o un golpe de Estado militar promovido por mandos del ejército y apoyado por los grandes oligarcas y ex amigos suyos,  que han sido sancionados por Occidente.

De confirmarse estos negros augurios que circulan en algunas capitales de la UE y en los Estados Unidos, la guerra de Ucrania habría sido la ‘tumba’ de Putin. El que aún se mantiene en el poder ruso con mano de hierro, pero que acaba de sufrir una severa derrota en la guerra por los contraataques de Ucrania que le han permitido a Zelenski reconquistar Jarkov y otras muchas ciudades y avanzar contra el Donbás, lo que ha causado un gran impacto en Rusia y en la escena internacional.

Y lo que se une al fracaso de su presencia en la cumbre del Grupo de Shanghái, celebrada en Samarcanda, donde el presidente de China Xi Jinping ha tratado a Putin con una gran frialdad y distanciamiento, y donde el primer ministro de la India, Narendra Modi, le ha dicho abiertamente y en su cara a Putin, que ‘nos es momento para una guerra’.

Con lo que Putin ha regresado a Moscú bastante vapuleado, mientras en su país son decenas de concejales los que piden su destitución y solicitan que sea juzgado por ‘traidor’. Cuestiones todas estas que como, lo ocurrido en Shanghái y en el frente de Ucrania sobre el repliegue de las tropas rusas, ya han empezado a aparecer en los medios de comunicación rusos a pesar de la censura oficial.

Y es en medio de esta agitada actividad política y diplomática cuando se está abriendo paso un nuevo intento de negociación internacional con Putin para provocar un ‘alto el fuego’ en la guerra y abrir una mesa de diálogo entre Moscú y Kiev.

Propuesta de ‘alto el fuego’ que le están haciendo a Putin el presidente de Turquía Erdogan -el que también asistió a la cumbre de Shanghái- y el presidente de Francia, Macron, que mantiene contacto telefónico con Putin con quien, en fecha muy reciente mantuvo una larga conversación de casi ocho horas.

Mientras tanto las tropas del presidente Zelenski avanzan hacia el Donbás, las potencias occidentales incrementan el envío de armas a Ucrania y crece la indignación internacional al descubrirse 440 tumbas en la ciudad de Iziun, cerca de Jarkov que los ucranianos atribuyen a una matanza del ejército ruso. Lo que se añade a la lista de asesinatos de las tropas de Putin, que será denunciado como criminal de guerra ante la Corte Internacional.

En suma un compendio de pésimas noticias para Putin que sigue siendo un grave peligro para la paz internacional porque existe el riesgo de que, si se ve acorralado, decida utilizar armas de destrucción masiva en Ucrania, lo que causaría una gran catástrofe humanitaria y acabaría por liquidar a Putin.

El que en el momento actual no deja de recular en el frente militar. Lo que no sabemos si es del todo real o si está preparando una gran contra ofensiva en contra de Ucrania, lo que en unas semanas lo vamos a comprobar.