Polonia ofrece a EEUU albergar armas nucleares de la OTAN ante la amenaza rusa

El presidente de EEUU, Joe Biden y su homólogo polaco, Andrzej Duda

El presidente de EEUU, Joe Biden y su homólogo polaco, Andrzej Duda

Polonia está en conversaciones con Estados Unidos para albergar armas nucleares de la OTAN ante la amenaza rusa, según ha desvelado el presidente polaco, Andrej Duda, en una entrevista en el medio nacional Gazeta Polska.

"El problema, sobre todo, es que no tenemos armas nucleares. No hay indicios de que nosotros, como Polonia, vayamos a tenerlos en nuestro poder en un futuro próximo. Siempre existe la posibilidad de participar en el Programa de Compartición Nuclear", ha señalado Duda.

Duda insistió en que no se trataría de tener un arma nuclear bajo control polaco. “La participación en el intercambio nuclear no significa tener un arma nuclear propia”, enfatizó el presidente. De hecho, solo tres miembros de la OTAN disponen de este tipo de armamento: Estados Unidos, Reino Unido y Francia

El anuncio del presidente de Polonia se ha producido el mismo día en que los Veintisiete han acordado una nueva ronda, la octava, de sanciones contra Rusia, que incluirá un tope al precio del petróleo ruso, y que responde a la escalada del conflicto en Ucrania tras los referéndum ilegales y la anexión de cuatro regiones ucranianas, de las que Moscú ha perdido ya su control total.

Ante la escalda del conflicto y ante la amenaza rusa, el Ejército de Polonia puso en marcha hace una semana sesiones de entrenamiento militar y de supervivencia a los civiles de entre 18 y 65 años de edad que así lo soliciten. El adiestramiento durará un solo día e incluirá nociones de tiro y manejo de armas, defensa personal, supervivencia y orientación.

Cualquier varón de nacionalidad polaca podrá acceder en las instalaciones de las 17 comandancias militares de Polonia a estos cursos, en los que se enseña a encender un fuego con palos, purificar agua, proporcionar primeros auxilios u orientarse por el sol o las estrellas.

Según un comunicado del Ministerio de Defensa polaco, quienes decidan inscribirse recibirán comida y estarán asegurados contra posibles accidentes.

El Gobierno polaco inició hace años un programa de ampliación y modernización de sus Fuerzas Armadas que ha acelerado tras el estallido de la guerra en Ucrania.

Recientemente, el servicio postal nacional polaco comenzó a ofrecer entrenamiento en tiro, primeros auxilios y ciberseguridad a 1.000 de sus empleados, como parte de un plan nacional para potenciar la participación civil en la defensa del país. Quienes se presentan como voluntarios a este programa, bautizado como "Bienvenida a las Armas", obtienen ventajas laborales.

Por otra parte, el Estado polaco introdujo hace pocos meses un servicio militar voluntario para jóvenes que ofrece un sueldo mensual de 1.000 euros y otorga ventajas fiscales, becas de estudios y préstamos preferenciales a quienes decidan reengancharse.

Durante el verano, el Ejército polaco llevó a cabo sesiones informativas en el centro de varias ciudades de todo el país, con la exhibición de armamento y vehículos militares, para animar a los jóvenes a enrolarse.

El Ejército polaco cuenta actualmente con unos 110.000 efectivos, pero el Gobierno tiene la intención de elevar su número hasta los 250.000. Además, se planea incrementar de 30.000 a 50.000 los integrantes de la fuerza paramilitar de Defensa Territorial, integrada en su mayoría por jóvenes estudiantes y voluntarios.