Reino Unido

Muere la reina Isabel II a los 96 años y tras 70 de reinado

La monarca, una de las figuras clave de la Historia del siglo XX, vio pasar durante su reinado a 15 primeros ministros por Downing Street

La reina Isabel II, en su última aparición pública el 6 de septiembre.

EfeLa reina Isabel II, en su última aparición pública el 6 de septiembre.

La reina Isabel II, de 96 años, ha muerto. En el Castillo de Balmoral (Escocia), rodeada de su familia y tras días de especulación sobre su estado de salud. Isabel Alejandra María, nacida en Londres el 21 de abril de 1926, ha permanecido 70 años y 214 días en el trono.

"La reina ha muerto en absoluta paz esta tarde en Balomoral. El Rey y la Reina consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán a Londres mañana", ha comunicado en su página oficial el Palacio de Buckingham.

Isabel II asumió el trono el 6 de febrero de 1952, tras la muerte de su padre, el rey Jorge VI. El fallecimiento del monarca se produjo cuando la heredera iniciaba junto a su marido, el príncipe Felipe de Edimburgo (fallecido en abril de 2021 a los 99 años), una gira por Nueva Zelanda, Australia y Kenia. En este último país, tras recibir la noticia, eligió el nombre de Isabel y se convirtió en reina. Su coronación se celebró en la Abadía de Westminster el 2 de junio de 1953.

Entonces Winston Churchill era primer ministro, uno de los 15 mandatarios que vio pasar por el 10 de Downing Street durante su reinado.

Isabel II fue una mujer clave para entender el siglo XX, testigo de cientos de episodios que marcaron la Historia del siglo XX, del que fue una protagonista indiscutible: la llegada del hombre a la Luna, la caída del Muro de Berlín y la desintegración de la Unión Soviética, los atentados del el 11-S de 2001 y los atentados de Londres de julio de 2005, las décadas de terrorismo del IRA y una pandemia que confinó el mundo en 2020.

La muerte de Isabel II.

A las 19:32 horas, el Palacio de Buckingham comunicó el fallecimiento de la reina. Rodeada de su hijo y heredero el príncipe Carlos, de su nieto William y de otros familiares, la vida de Isabel II se apagó. Horas antes, Buckingham informó en un escueto comunicado que los médicos estaban preocupados por su estado de salud y aconsejaron que permaneciera bajo observación.

Un proceso similar al seguido cuando murieron el rey Jorge VI, su padre, y la reina Victoria.

El 20 de enero 1901, Sir James Reid, médico personal de la Reina Victoria, anunciaba. “La reina sufre un gran deterioro físico; acompañado de síntomas que provocan mucha ansiedad”. Dos días más tarde, el 22 de enero, se produjo su muerte.

Horas antes de la muerte de Jorge VI, su médico, Lord Dawson, informó: “La vida del rey avanza pacíficamente hacia su fin”. Lo hizo con el tiempo suficiente para que The Times pudiera imprimir la noticia de la muerte del monarca, al que se inyectó una mezcla de morfina y cocaína para evitarle sufrimiento.

La muerte de Isabel II ha sumido al Reino Unido y la Commonwealth en la desolación, la tristeza, el luto. El mundo entero contuvo la respiración durante horas y puso la mirada en uno de los personajes más relevantes de la historia del siglo XX.

Horas y horas de tensión. En cuanto se conoció, el comunicado de Buckingham se interpretó como un aviso, como el sonido de una alarma que marcaba un final próximo. Al comunicado le siguieron la inédita interrupción de la intervención de la primera ministra británica, Liz Truss, en la Cámara de los Comunes para seguir las noticias sobre el estado de salud de la reina y el traslado inmediato de su hijo Carlos -junto a su esposa, Camilla- y sus nietos William y Henry. (Meghan Markel permaneció en Londres).

Durante todo el día llegaron familiares al Castillo de Balmoral. Los más próximos rodearon a la reina hasta el último momento de su vida. A las puertas del Palacio de Buckingham, en un día plomizo, gris y lluvioso en Londres, decenas, cientos de personas fueron pasando a la espera de noticias.

Noticias que se confirmaron amargas y definitivas a las 19:32 horas.

Carlos ya es Rey: Carlos III. Camilla, Reina consorte. Permanecerán en Balmoral y regresarán a Londres el viernes, 9 de septiembre. A un Londres donde cientos de personas se congregaron a las puertas de Palacio para llorar a su reina eterna. En su primer comunicado como monarca, Carlos ha declarado: "Este es un momento de gran tristeza para mí y toda la familia (...). Estamos inmensos en un profundo luto".

Ya, de forma inmediata, se ha activado la Operación 'Puente de Londres', el plan diseñado por la propia reina para su adiós. Un funeral de Estado organizado el milímetro y que se extenderá durante días.

[SIGA TODA LA INFORMACIÓN EN DIRECTO]