RUSIA

Muere el presidente de la petrolera rusa Lukoil tras "caer por la ventana" de un hospital

La agencia oficial rusa de noticias asegura que se trata de "una muerte por suicidio"

LukoilRavil Maganov, presidente de Lukoil, junto a Vladimir PutinLUKOIL_Ravil Maganov, presidente de Lukoil, junto a Vladimir Putin

El presidente de la petrolera rusa Lukoil, Ravil Maganov, falleció este jueves tras caer por una ventana del Hospital Clínico Central de Moscú donde estaba ingresado, informaron las agencias rusas Interfax y TASS.

"Maganov cayó de la ventana de su habitación en el Hospital Clínico Central esta mañana. Murió de las heridas", indicó una fuente anónima a Interfax.

La agencia TASS indicó, citando a fuentes de las fuerzas del orden, que el suceso ocurrió a las 07.00 hora de Moscú (04.00 GMT) y que se trata de "una muerte por suicidio".

Maganov, de 67 años, estuvo ingresado en el hospital por un ataque cardíaco y tomaba antidepresivos, según la misma fuente El presidente de Lukoil trabajaba desde 1993 en la petrolera en puestos ejecutivos. Fue primer vicepresidente ejecutivo y supervisó las exploraciones y producciones.

En 2020 la junta directiva de Lukoil nombró a Maganov como presidente en lugar de Valeri Greifer, quien falleció en abril de ese año. 

La pasada primavera, dos multimillonarios rusos, Serguéi Protosenya y Vladislav Avayev, magnates y empresarios del gas, asesinaron presuntamente a sus familias antes de quitarse la vida, al mismo tiempo, en España y Rusia.

Los Mossos d'Esquadra investigan desde le pasado 20 de abril la muerte de una familia en una vivienda de la urbanización Els Pinars de Lloret de Mar (Gerona), después de encontrar tres cadáveres. Según explicaron fuentes policiales el hombre, Serguéi Protosenya, de 55 años, habría matado a su mujer, de 53, y a una hija, de 16 años, y después se habría suicidado ahorcándose desde una barandilla en el jardín de la finca. Los cadáveres de las mujeres aparecieron tapados con sábanas y con numerosas heridas por arma blanca.

A 3.500 kilómetros, el mismo día, en Moscú, Vladislav Avayev, ex alto funcionario del Kremlin y ex vicepresidente de Gazprombank, era encontrado muerto en su apartamento de Moscú junto a los cuerpos de su mujer, Yelena, de 47 años, y su hija menor, María, de 13. Según la información difundida por la policía rusa , el hombre tenía un arma en la mano y los tres cadáveres presentaban heridas de bala.