Más de 50 'tories' forman un grupo que presionará a Cameron sobre la UE

Los diputados conservadores exigiral al primer ministro británico que consiga profundas reformas en la Unión Europea antes del referéndum que se celebrará dentro de dos años

Más de 50 'tories' forman un grupo que presionará a Cameron sobre la UE

cameron2

Más de 50 diputados conservadores británicos han formado un grupo que presionará al primer ministro, David Cameron, para que consiga profundas reformas en la Unión Europea (UE) antes del referéndum que se celebrará dentro de dos años. El grupo, puesto en marcha este domingo y denominado "Conservadores para el Reino Unido", afirma que apoyarán las negociaciones de Cameron con sus socios europeos pero que serán exigentes sobre las reformas.

Al mismo tiempo, estos parlamentarios advirtieron de que harán campaña por el "no" a la permanencia del Reino Unido en la UE si el primer ministro conservador no consigue cambios importantes, como restringir el movimiento de ciudadanos comunitarios en la Unión.

Estos parlamentarios, entre ellos John Redwood, quien en su día desafió el liderazgo del exprimer ministro "tory" John Major, ya se han reunido en la Cámara de los Comunes y tienen previsto celebrar nuevos encuentros en las próximas semanas, según los medios británicos.

"Conservadores para el Reino Unido" ha sido organizado por el diputado conservador Steve Baker, quien confía en reunir incluso el apoyo de más de 100 parlamentarios. "Le deseamos a David Cameron el mayor de los éxitos", declaró Baker a los medios británicos, pero advirtió de que, a menos que no haya "cambios fundamentales", recomendarán la salida de la UE.

"Lo que es crucial es que debemos poner fin a la supremacía de la legislación comunitaria sobre más asuntos de la vida británica. Esta parece la opinión de la mayoría de los miembros conservadores en el Parlamento", agregó.

El líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, se mostró ayer a favor de que todos los euroescépticos británicos unan fuerzas en la campaña del "no" para el referéndum.

El político eurófobo, cuya formación consiguió en escaño en el Parlamento en las elecciones británicas del pasado mayo, dijo ayer que el UKIP desempeñará una importante labor en la campaña para el plebiscito que se celebrará antes de finales de 2017.

Cameron prometió la consulta pero antes buscará una serie de reformas, entre ellas en materia de inmigración y justicia.

Los analistas no descartan que el plebiscito pueda celebrarse incluso el año próximo si prospera el plan de Cameron, que en los comicios generales consiguió la mayoría absoluta.

Tras la apertura del nuevo Parlamento, hace diez días, Cameron introdujo el proyecto de ley para dar legalidad a la consulta, y se espera que el texto legislativo sea aprobado sin contratiempos porque la oposición laborista ha adelantado que dará su visto bueno.

El referéndum de la UE ha sido una de las más destacadas promesas electorales del líder conservador, que esta vez gobierna solo sin el apoyo de los liberaldemócratas, con los que formó una coalición en los últimos cinco años.