Maduro ordena nuevos cierres de la frontera con Colombia en el estado de Apure

El presidente venezolano ha activado además el Estado de excepción en siete municipios en el marco de la lucha del Gobierno contra los grupos paramilitares

maduro

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha ordenado nuevos cierres fronterizos en el estado de Apure, que limita con Colombia, y ha activado el Estado de excepción en otros siete municipios, en el marco de la lucha del Gobierno de Venezuela contra los grupos paramilitares, que ha generado una crisis fronteriza con el país vecino y provocado la deportación de más de un millar de ciudadanos colombianos.

En concreto, Maduro ha ordenado este martes -durante un mensaje emitido por la cadena estatal- el cierre de la frontera de Venezuela con Colombia en el estado Apure, en las zonas 6 y 7, que abarcan los municipios de Páez, Rómulo Gallegos y Pedro Camejo.

Asimismo, ha decretado el Estado de excepción en las zonas 4 y 5, que incluyen los municipios de Jesús Enrique Lossada, Rosario de Perijá, Machique de Perijá, La Cañada, Jesús María Semprún, Catatumbo y Colón del estado Zulia, tal y como detalla el diario local 'El Universal'.

Crisis fronteriza

La crisis bilateral estalló el 19 de agosto cuando militares venezolanos fueron atacados por supuestos paramilitares colombianos en la frontera común, llevando al Gobierno de Maduro a ordenar un cierre de la línea limítrofe que ha ido a más en estas semanas.

Desde entonces, casi 2.000 colombianos han sido deportados y otros 15.000 que vivían de manera legal en Venezuela han decidido volver voluntariamente a su país debido al acoso que -según denuncian- sufren ahora en la nación vecina.

El Palacio de Miraflores ha explicado que se trata de una campaña contra la infiltración de organizaciones criminales colombianas en Venezuela y ha reclamado a su vecino mayor colaboración para luchar contra los delitos fronterizos.

Las ministras de Exteriores de ambos países se han reunido varias veces desde el inicio de la crisis pero sin llegar a acuerdos sustanciales. Ahora, Colombia y Venezuela ultiman una reunión entre sus presidentes para detener la escalada de tensión.

Sobre el autor de esta publicación