Guerra en Ucrania

La UE busca el consenso para poner un tope al petróleo de Rusia

Los Veintisiete discutirán las nuevas sanciones la próxima semana tras el anuncio de la movilización parcial de la población, las amenazas nucleares y los referéndum

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen

EFELa presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen

Los Estados miembros de la Unión Europea empezarán a discutir la próxima semana la nueva ronda de sanciones contra Rusia por las últimas maniobras del presidente ruso, Vladimir Putin, en Ucrania, a la espera de que la Comisión Europea ponga sobre la mesa un paquete de medidas.

Las conversaciones ya han comenzado entre Estados miembros para imponer nuevas medidas restrictivas a Rusia tras el anuncio de la movilización parcial de la población, las amenazas nucleares y los referéndum en las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia, pero este fin de semana habrá contactos de Bruselas con todos los Estados miembros para identificar posibles medidas contra sectores económicos rusos.

Todo con la vista puesta en que el primer texto pueda estar listo para principios de la semana que viene y el miércoles sea discutido a nivel de embajadores ante la UE, siguiendo el acuerdo político de los ministros de Exteriores en los márgenes de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

En una intervención en la Universidad de Priceton, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha recalcado que las sanciones "han venido para quedarse", apuntando que ahora toca responder "con firmeza y no con apaciguamiento" frente al Kremlin, estando preparados para un conflicto que se extienda en el largo plazo.

Esta tanda incluirá restricciones al sector tecnológico ruso, en un nuevo intento de dañar la capacidad militar de Moscú y se da por hecho que se añadirá a la 'lista negra' a los responsables de los referéndum en las zonas ocupadas.

Queda por ver si se incluyen sanciones energéticas como la fijación de un techo al precio del petróleo ruso, asunto que se antoja más difícil de pactar a Veintisiete. En todo caso, en la capital europea se hace hincapié en la importancia de avanzar en este tema y la cumbre informal de líderes de la UE de principios de octubre en Praga, República Checa, será la cita en la que se abordará esta medida. "Esperamos construir un consenso de forma discreta", apuntan fuentes comunitarias sobre el tope al precio del petróleo ruso.

Este mismo jueves los líderes del G7 se han reunido en los márgenes de la Asamblea General de la ONU para refirmar también su compromiso para limitar los precios máximos del petróleo procedente de Rusia.

Grietas en la relación China-Rusia

En su discurso en Princeton, Von der Leyen ha señalado que se ven "grietas" en la relación entre Rusia y China los últimos días, después de que Pekín y otros países asiáticos tuvieran una acogida fría a Putin.

En todo caso, "siguen apuntando a una visión del futuro fundamentalmente diferente", ha advertido la líder del Ejecutivo europeo, quien ha llamado a "tomarse en serio" el desafío que representan Moscú y Pekín.

Por todo ello, ha pedido defender el orden internacional abierto e inclusivo junto a Estados Unidos y abordar un "reforzamiento de la democracia en casa". "Aquellos que tenemos la suerte de nacer y crecer en democracias a veces damos demasiado por sentado este sistema", ha apuntado, en una reflexión sobre amenazas como la manipulación y la desinformación.

Sobre la cumbre de países asiáticos de Samarkanda, Uzbekistán, que evidenció las diferencias de Putin con lideres como el de India, Narendra Modi, una fuente comunitaria ha subrayado que se percibe un "cambio en las declaraciones públicas" de estos países más cercanos a Rusia, una vez las consecuencias del conflicto se sienten en todo el mundo. "Hay una creciente insatisfacción con Rusia", señala la fuente que considera que la cumbre no fue el éxito diplomático que esperaba Moscú.