Tiroteo

La Policía descarta que el ataque de Copenhague fuera "un acto de terrorismo"

El autor del tiroteo en un centro comercial, que tres muertos y 27 heridos, tiene antecedentes psiquiátricos

La Policía de Dinamarca ha afirmado este lunes que el ataque perpetrado el domingo en un centro comercial de la capital, Copenhague, no es un acto de terrorismo, antes de agregar que el sospechoso tiene antecedentes psiquiátricos. El suceso se saldó con al menos tres muertos y 27 heridos, cuatro de ellos de gravedad.

"Nada apunta a que se trate de un acto de terrorismo", ha dicho el inspector jefe de la Policía de Copenhague, Soren Thomassen, que ha matizado que del total de heridos siete habrían sido alcanzados por las balas.

"Nuestra valoración es que se trata de víctimas elegidas de forma aleatoria", ha indicado, al tiempo que ha destacado que el sospechoso habría preparado el ataque, sin que por el momento se conozcan los motivos.

Asimismo, Thomassen ha resaltado que durante las últimas horas la Policía ha llevado a cabo varias operaciones relacionadas con el incidente, que tuvo lugar en el centro comercial Fields. "Hemos trabajado toda la noche. Hemos realizado registros y analizado documentos", ha manifestado el jefe de la Policía de Copenhague, que ha apuntado que el sospechoso habría actuado en solitario.

"Por lo que parece, actuó solo", ha dicho. Thomassen ha detallado además que los tres fallecidos son dos ciudadanos daneses de 17 años y un hombre de 47 años de nacionalidad rusa y residente en Dinamarca. Entre los cuatro heridos hay dos daneses y dos suecos, entre ellos una adolescente de 16 años, según ha recogido el diario danés 'Jyllands Posten'.

La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, calificó el suceso de "brutal ataque" e hizo un llamamiento a la población para que se mantenga unida y se ofrezca apoyo, según el diario 'Berlingske'. "Es incomprensible, desgarrador, sin sentido. Nuestra hermosa y segura capital ha cambiado en una fracción de segundo", lamentó Frederiksen, que dio las gracias a los cuerpos de seguridad, el personal médico y todos los que han brindado ayuda.

Internado en un psiquiátrico

Un juez de Copenhague ha dictado internamiento en un centro psiquiátrico para el presunto autor del tiroteo, un joven de 22 años y origen danés. Tras una vista celebrada este lunes, el juez ha ordenado un examen psiquiátrico, según ha explicado el fiscal Soren Harbo en declaraciones a la prensa tras la vista a puerta cerrada, según ha recogido el diario danés Jyllands-Posten.

El sospechoso está acusado del asesinato de tres personas --un hombre de 47 años, una chica de 17 y un chico de 17 años-- a los que disparó aleatoriamente. Además se le imputan siete cargos de intento de asesinato por los heridos.

El acusado ha entrado en la sala vestido con una camiseta azul y acompañado por tres agentes, ha confirmado su identidad ante el juez y ha respondido con un dubitativo "no estoy seguro" a una pregunta sobre el momento en el que fue arrestado.

Casi inmediatamente de la presentación del cargo de homicidio y homicidio en grado de tentativa se ha decretado secreto de sumario. La defensa ha desistido de posicionarse sobre los cargos.

Sobre el autor de esta publicación