La OTAN avisa de que la crisis en la frontera bielorrusa no ha terminado

Stoltenberg ha vuelto a acusar al presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, de forzar la situación al permitir la entrada de migrantes hasta la frontera con los estados vecinos del bloque europeo

OTAN.- Stoltenberg pide "no duplicar" los esfuerzos de la OTAN con una Defensa común europea

OTAN.- Stoltenberg pide "no duplicar" los esfuerzos de la OTAN con una Defensa común europea

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha avisado este domingo de que la crisis migratoria en la frontera oriental de la Unión Europea todavía no ha terminado y ha vuelto a acusar al presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, de forzar la situación al permitir la entrada de migrantes hasta la frontera con los estados vecinos del bloque europeo.

"La intensidad ha cambiado bastante, por supuesto que no es tan grave como hace unos días. Pero creo que es demasiado pronto para decir que se acabó", ha explicado Stoltenberg en una entrevista transmitida por la televisión letona el sábado por la noche.

Migrantes de Irak, Yemen, Siria, Afganistán o Irán llevan semanas intentando cruzar las fronteras exteriores de la UE, en un fenómeno que ha afectado especialmente a Polonia, Lituania y Letonia.

Lukashenko ha negado las acusaciones, pero también ha avisado que no evitará que los migrantes que ingresan a Bielorrusia continúen hasta la frontera del país con la UE, en lo que sus críticos entienden como una represalia por las sanciones contra el país tras las elecciones del año pasado, en las que el mandatario renovó mandato tras silenciar a la oposición, aducen.

"Tenemos que estar atentos, tenemos que estar atentos a los acontecimientos y seguir enviando mensajes claros", ha insistido Stoltenberg, antes de acusar a Lukashenko de usar a gente inocente en una estrategia "cínica e inhumana".

Sobre el autor de esta publicación