La Liga Árabe advierte a Israel de que está "jugando con fuego" en Jerusalén

La persistencia en mantener restringido el acceso a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén ha desatado fuertes protestas tanto en la ciudad como en Cisjordania

explanada-mezquitas

El secretario general de la Liga Árabe y ex ministro de Exteriores de Egipto, Ahmed Abul Gheit, ha advertido este domingo a Israel de que está "jugando con fuego" si persiste en restringir el acceso a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, una decisión que ha desatado fuertes protestas tanto en la ciudad como en Cisjordania.

"Jerusalén es una línea roja que no hay que cruzar", ha señalado el secretario general, en declaraciones recogidas por el diario isrealí 'Yedioth Aharonoth', a cuatro días de la reunión de emergencia que mantendrán los ministros de Exteriores de la Liga para tratar este asunto.

Hay que recordar que las autoridades israelíes cerraron el acceso la semana pasada después del asesinato de dos policías a manos de tres terroristas árabe-israelíes, y aunque ha reabierto paulatinamente el paso, las medidas de seguridad son tan estrictas que ningún musulmán menor de 50 años puede acceder al sitio, eso tras atravesar un detector de metales.

Las protestas en Cisjordania y Jerusalén, las más intensas vistas en meses, han dejado un saldo de 450 heridos por enfrentamientos contra las fuerzas de seguridad israelíes, a lo que hay que añadir tres israelíes asesinados en sus casas por un palestino de 19 años que intentaba vengar el cierre de la mezquita de Al Aqsa, en la Explanada, según escribió en su cuenta de Facebook.

Precisamente este domingo el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció que derribarán la casa del palestino que el viernes pasado mató a tres miembros de una misma familia en Neve Tsuf, una colonia en el norte del territorio ocupado de Cisjordania.

"La casa del vil terrorista será destruida tan pronto como sea posible", aseguró Netanyahu antes de la reunión semanal de Gobierno, sobre el palestino que se infiltró en la vivienda privada de una familia judía durante la cena de Shabat (día de descanso).

 

Netanyahu aseguró que Israel está actuando contra la "incitación y contra quienes glorifican estos hechos" y apuntó que mantendrá desplegadas las fuerzas de seguridad "todo el tiempo que sea necesario".

 

Sobre el autor de esta publicación