La Justicia francesa condena a cadena perpetua a Salah Abdeslam por los atentados de París de 2015

El tribunal ha declarado culpables a los 20 acusados de los ataques yihadistas que causaron 130 muertos y cientos de heridos en la capital francesa el 13 de noviembre de 2015

Sala de conciertos Bataclan, en París

EFESala de conciertos Bataclan, en París

El Tribunal de lo Penal de Francia ha condenado este miércoles a cadena perpetua a Salah Abdeslam, el único superviviente del grupo de terroristas islamistas que acabó con la vida de 90 personas en los atentados de noviembre de 2015 en la sala Bataclán, en París. El tribunal condenó también a otro de los principales acusados, Mohammed Abrini, a cadena perpetua con un cumplimiento mínimo de 22 años.

De este modo, la Justicia gala ha cumplido con la solicitud de la Fiscalía, que a comienzos de junio pidió aplicar la pena más dura. Tanto Abdeslam como su defensa se opusieron a la propuesta del Ministerio Público, que además tildaron de "pena de muerte social".

Abdeslam fue el único superviviente de los nueve miembros de los comandos que cometieron los atentados, mientras que Abrini formaba parte del grupo que viajo desde Bruselas a París para ejecutarlos, aunque a última hora renunció a participar.

El tribunal no consideró la línea de defensa de Abselam, quien aseguró que no accionó "por humanidad" su cinturón de explosivos en un bar, como tenía previsto. En su lugar, los jueces consideraron que el dispositivo no funcionó. "La culpabilidad de Salah Abdeslam como coautor de los hechos ha quedado establecida", señaló el presidente del tribunal, Jean-Louis Periès, al leer la sentencia.

"No soy un asesino. Si me condenáis por asesinato, cometeréis una injusticia", dijo Abdeslam, quien se ha limitado a reconocer "errores" en su palabra final ante el Tribunal Penal Especial.

Los otros acusados fueron condenados a penas que oscilan entre la cadena perpetua hasta cuatro años de prisión. Dos de esas perpetuas fueron para algunos de los seis acusados de los que se sospecha que murieron combatiendo en Siria para el Estado Islámico. Se trata den los hermanos francesas Fabien y Jean-Michel Clain, convertidos al islam más radical antes de partir a suelo sirio.

Entre los presentes, el tribunal no retuvo las peticiones de cadena perpetua para otros tres reos, que en su lugar fueron sentenciados a 30 años de cárcel.

El tribunal declaró a culpables a los 20 acusados que durante casi diez meses han comparecido por su implicación en los atentados yihadistas del 13 de noviembre de 2015 que causaron 130 muertos y cientos de heridos en la capital francesa y sus alrededores.

En 19 de los casos, el tribunal declaró culpables por todos los cargos por los que estaban imputados, y en el últimos de ellos no retuvo una de las inculpaciones, la de terrorismo.

Con todos los autores materiales muertos en la misma noche de los atentados (inmolados con cinturones explosivos o por disparos policiales), salvo Abdeslam todos los demás fueron juzgados por su diferente nivel de participación en la concepción, preparación y apoyo a los miembros de los comandos. Los condenados tienen un período de diez días para presentar apelación.

La cadena de atentados de 2015, que tuvieron como escenario hasta seis puntos del centro de París, se saldaron con más de 130 muertos, la mayoría de ellos en la sala Bataclán, y cientos de heridos.

Sobre el autor de esta publicación