La extrema derecha estrecha lazos en Varosvia pero no pacta un nuevo grupo para el europarlamento

Los dirigentes han criticado a las instituciones europeas acusándolas de despojar a los ciudadanos de sus tradiciones

EPEuropa.- Ultraconservadores de varios países europeos estrechan lazos sin pactar aún un frente común en la Eurocámara

Representantes de partidos ultraconservadores y de extrema derecha europeos se han citado este fin de semana en Varsovia para discutir un enfoque común transnacional, comprometidos a estrechar lazos pero sin lograr pactar aún un nuevo frente en el Parlamento Europeo.

El Partido Ley y Justicia (PiS) de Polonia ha ejercido de anfitrión en esta cita, a la que también ha acudido el primer ministro de Hungría, Viktor Orban, la líder de Agrupación Nacional en Francia, Marine Le Pen, y el líder de Vox, Santiago Abascal, entre otros.

Ni la alemana Alternativa para Alemania (AfD) ni la Liga italiana, comandada por Matteo Salvini, han participado en esta 'Cumbre de Varsovia', llamada a reconfigurar el escenario político europeo pero de la que, al menos por ahora, no han salido más que compromisos generales.

No en vano, tanto Polonia como Hungría han sido señaladas en estos últimos meses por la Comisión Europea por su supuesta deriva antidemocrática y Orban, fuera ya del Partido Popular Europeo (PPE), ha abogado por tejer nuevas alianzas tomando como referencia los valores conservadores tradicionales y la defensa de la soberanía nacional.

De este foro no ha salido ningún nuevo bloque en la Eurocámara --los partidos asistentes se reparten actualmente en dos grupos y el Fidesz de Orban no pertenece a ninguno-- y, entre las pinceladas dadas por los partidos en el comunicado final, figuran críticas a las instituciones de la Unión Europea por tratar supuestamente de tumbar gobiernos.

El líder del PiS, Jaroslaw Kaczynski, ha subrayado en su discurso la importancia de "reforzar la cooperación, la coordinación y construir unidad" entre las distintas formaciones conservadoras, al tiempo que ha llamado a "cambiar el carácter de la Unión Europea".

Kaczynski ha acusado a las instituciones comunitarias de tratar de despojar a los ciudadanos de sus tradiciones en busca de una nación europea artificial. Una nación, ha añadido, que "no ha existido nunca, no existe y no puede existir".

Por su parte, el presidente de Vox ha calificado de "exitosa" la cumbre de "dirigentes patriotas y conservadores europeos" y ha anunciado que el próximo foro de este tipo tendrá lugar en España en enero.

Sobre el autor de esta publicación