Irán denuncia que Arabia Saudí ha bombardeado su embajada en Yemen

En el ataque han resultado heridas varias personas, en el que es un nuevo incidente entre suníes y chiíes que acrecenta el temor de la comunidad internacional

yemen

El régimen iraní ha denunciado este jueves que Arabia Saudí ha atacado con misiles su embajada en Saná, en Yemen, y ha asegurado que varios guardias de la legación diplomática han resultado heridos en el ataque, según informa la cadena de televisión local Press Tv.

"Teherán condena el ataque con misiles de Arabia Saudí contra la embajada iraní en la capital de Yemen, Saná", ha informado la cadena de televisión oficial, en un mensaje urgente publicado en su cuenta de la red social Twitter.

Press Tv ha señalado que "algunos guardias" de la embajada han resultado heridos, ha condenado el ataque y ha asegurado que "viola la legislación internacional". Arabia Saudí y los socios de la coalición militar que ataca a los rebeldes hutíes han acusado en diversas ocasiones al régimen iraní de estar apoyando a los sublevados, una comunidad de confesión chií que tomó el control de Saná en septiembre de 2014.

Residentes en Saná han informado de al menos 30 bombardeos aéreos por parte de la coalición liderada por Arabia Saudí durante la noche del miércoles al jueves contra objetivos hutíes, en uno de los más intensos ataques en la capital desde que la coalición comenzó su intervención el 26 de marzo de 2015.

Arabia Saudí anunció el 2 de enero el fin de la tregua declarada el 15 de diciembre con motivo del inicio de conversaciones de paz con la mediación de la ONU. El alto el fuego había sido infringido de forma reiterada por ambas partes en el conflicto.

Por otro lado, las Fuerzas de la Defensa Aérea saudí interceptaron este mismo jueves un misil disparado por los rebeldes hutíes desde territorio yemení contra la ciudad de Yazan, en el sur de Arabia Saudí y fronteriza con el Yemen.

Según un comunicado de la coalición contra los rebeldes yemeníes, liderada por Arabia Saudí, sus efectivos destruyeron el misil y también la plataforma de lanzamiento de cohetes.

Los hutíes, que siguen la rama chií del islam y cuentan con el respaldo de Irán, disparan con frecuencia proyectiles contra la zonas de Arabia Saudí próximas a la frontera, principalmente Yazan y Nashran.

Las versiones suelen ser contradictorias, ya que mientras los insurgentes afirman que los misiles alcanzaron su objetivo, las autoridades saudíes subrayan que su Defensa Aérea los destruyó.

Arabia Saudí, al mando de una coalición árabe, comenzó en marzo pasado una ofensiva militar contra los hutíes y en apoyo del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi.

Estos nuevos incidentes coinciden con un momento de alta tensión en Oriente Medio entre suníes y chiíes, debido a la ejecución en Arabia Saudí de un prominente clérigo chií y el asalto a las dos sedes diplomáticas saudíes en Irán.

Arabia Saudí ha cortado sus relaciones diplomáticas con Irán, medida secundada por otras naciones, mientras la comunidad internacional teme que esta crisis empañe los esfuerzos para hallar una solución a conflictos como el de Siria y el Yemen, en los que están implicados países.

Sobre el autor de esta publicación