GUERRA EN UCRANIA

El órdago de Orban: veta la ayuda a Ucrania como moneda de cambio para obtener los fondos europeos

El bloqueo húngaro también ha obligado a aplazar sin nueva fecha la tasa mínima del 15% a las multinacionales

El órdago de Orban: veta la ayuda a Ucrania como moneda de cambio para obtener los fondos europeos

EFEEl primer ministro de Hungría, Viktor Orban

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) han señalado que confían en que Hungría levante su veto para aprobar la ayuda macrofinanciera de 18.000 millones de euros a Ucrania, aunque la UE hará "lo necesario" para garantizar que el primer pago llegue en enero de 2023, con o sin el apoyo de Budapest, que mantiene su presión a la UE para que desbloquee el acceso a parte de los 7.500 millones en fondos regionales.

Sobre esta idea ha incidido el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, ha querido dejar claro en la rueda de prensa tras la reunión de ministros que están determinados a "hacer todo lo necesario" para asegurar que la ayuda llegue a Ucrania "ya en enero", ya sea desde el presupuesto común o a través de la alternativa de garantías nacionales.

"Ucrania está en guerra y necesita desesperadamente nuestra ayuda. Hay un Estado miembro que está retrasando todo y no podemos dejar que pase eso, hay que proporcionar la ayuda", ha zanjado Dombrovskis, en referencia al veto de Hungría.

Otro tema que el Gobierno húngaro bloquea para presionar a fin de acceder a los fondos comunitarios, y que ha quedado aparcado sin nueva fecha, es la tasa mínima del 15% a las multinacionales.

Después de que Hungría haya señalado, durante la sesión pública del Ecofin en la que se ha debatido el expediente, que no está de acuerdo con la enmienda de la regulación financiera, el ministro de Finanzas de República Checa, que ostenta la presidencia de turno del Consejo, Zbynek Stanjura, ha asegurado que el resto de países no se "desanima" y que buscarán una solución.

Además, Stanjura ha añadido, durante la rueda de prensa posterior a la reunión, que ve la aprobación de ambos expedientes como un "paquete", por lo que debe adoptarse en su totalidad. "El debate ha sido muy claro, todos los ministros excepto uno quieren avanzar y hay distintas formas de lograrlo", ha explicado, tras el veto de Hungría a la ayuda ucraniana.

En cualquier caso, el ministro checo ha garantizado que "el dinero se va a desembolsar a Ucrania, participen 27 o 26 Estados miembro", aunque ha evitado definir si la alternativa a la unanimidad en caso de que Hungría mantenga su veto, que puede darse a través del presupuesto de la UE o de las garantías nacionales.

En la misma línea, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha indicado que espera que en los próximos días se den "avances" que permitan cerrar el paquete aunque, si no se alcanza la unanimidad, habrá que seguir "un plan B".

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE también han solicitado a la Comisión nueva evaluación para este viernes con la esperanza de lograr un acuerdo a nivel de embajadores al que después darán su aprobación.

Sin embargo, si este bloqueo no se resuelve antes, podría llegar a contaminar la cumbre de líderes que se celebra el miércoles y jueves de la próxima semana en Bruselas.

En este sentido, Dombrovskis ha acusado lo apretado de los tiempos que los ministros ofrecen a la Comisión para presentar su evaluación revisada sobre los avances en materia de Estado de Derecho de Hungría, aunque ha garantizado que "hará lo que pueda".