Terrorismo yihadista

Francia repatría desde Siria a 16 mujeres y 35 menores familiares de yihadistas

El grupo forma parte de los ciudadanos galos y sus familias que viajaron a Siria e Irak para combatir en las filas del Estado Islámico

Niños palestinos de Irak juegan en el campo de refugiados Al-Hol en la provincia de Hasaka al norte de Siria. EFE

EFENiños palestinos de Irak juegan en el campo de refugiados Al-Hol en la provincia de Hasaka al norte de Siria. EFE

Francia repatrió este martes a 35 menores de nacionalidad francesa y 16 madres que estaban en campos de prisioneros del noreste de Siria. Los menores serán puestos a cargo de los servicios de ayuda a la infancia y sometidos a un seguimiento médico, mientras que sus madres serán puestas a disposición de las autoridades judiciales, explicó el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

Este grupo forma parte de los ciudadanos franceses y sus familias que viajaron a Siria e Irak para combatir en las filas del Estado Islámico.

Según varias ONG, unos 200 niños franceses y las madres de muchos de ellos están en dos campos de prisioneros en el noreste de Siria, después de que el Estado Islámico fue derrotado y muchos de sus padres murieran o hayan sido encarcelados.

El retorno de los menores y sus madres a países europeos está siendo ralentizado, ya que algunos de ellos intentan evitar trasladar a sus territorios a posibles terroristas yihadistas y estudian cada caso con mucho detalle.

Los campamentos albergan a unos 18.000 niños iraquíes, así como a otros 7.300 más procedentes de otros 60 países, entre ellos varios occidentales, según Save The Children, que estima que serían necesarios 30 años para completar las repatriaciones al ritmo actual.

Las ONG francesas de derechos humanos calculan que, hasta hoy, solo se había repatriado a 35 niños franceses, los últimos en enero de 2021. Y añaden que otros países europeos están siendo más rápidos que Francia a la hora de responder a la grave situación humanitaria de los menores en estos campos.

Las organizaciones han advertido de que no hay unas mínimas condiciones de vida en los campamentos. Por ejemplo, en el de Al Hol, 74 niños murieron sólo en 2021, entre ellos ocho víctimas de incidentes violentos.

Sobre el autor de esta publicación