ESTADOS UNIDOS

Enrique Tarrio, el líder ultraderechista obsesionado con Trump que pagará la máxima condena dictada por el asalto al Capitolio

El cubano-estadounidense fue condenado a 22 años de prisión por ser el "líder último de la conspiración" que acabó con el ataque al Capitolio

Enrique Tarrio, el líder ultraderechista obsesionado con Trump que pagará la máxima condena dictada por el asalto al Capitolio

EFE

Enrique Tarrio, exlíder de los 'Proud boys' (Chicos orgullosos, en inglés) , una organización de extrema derecha vinculada a Donald Trump, fue condenado a 22 años de cárcel por el delito de conspiración sediciosa tras liderar el asalto al Capitolio de Estados Unidos, hecho que tuvo lugar el 6 de enero de 2021.  

El juez Timothy Kelly encontró que Tarrio “era el principal líder de esa conspiración", razón por la que sentenció la pena más larga impuesta hasta ahora a uno de los cabecillas del asalto a la sede del Congreso estadounidense, un incidente por el que más de 1.100 personas han sido detenidas.  

La justicia determinó que el hombre de 39 años de origen cubano ayudó a organizar la participación del grupo de extrema derecha que lideraba pese a que, en el momento de los hechos, se encontraba en un hotel en Baltimore, a 70 kilómetro de Washington DC. 

La Fiscalía estadounidense pedía 33 años de cárcel para Tarrio por considerar que fue el cabecilla de un complot para romper el centro de la democracia estadounidense. "Si no tenemos una transición pacífica del poder, no tenemos nada", afirmó la entidad en la audiencia en la que se leyó la sentencia el pasado martes. 

Tarrio, vestido con su mono naranja de presidiario, había pedido disculpas a las autoridades y a los residentes de la ciudad antes de conocerse la decisión judicial. "Estoy extremadamente avergonzado y decepcionado por haberles causado pena y sufrimiento. Tendré que vivir con esa vergüenza el resto de mi vida", señaló. 

"Fui mi peor enemigo. Mi arrogancia me convenció de que era una víctima", añadió sobre el ataque que saldó cinco personas muertas, entre ellos un policía que sufrió un infarto horas después del suceso, y cerca de 140 agentes agredidos.

¿Quién es Enrique Tarrio?  

Enrique Tarrio, nacido en Miami de padres cubanos, se crio en el barrio Little Havana y durante gran parte de su vida tuvo varios negocios en el sector de la seguridad y la vigilancia, según contó al portal Ballotpedia cuando se presentó a las elecciones a la Cámara de Representantes en 2020. 

Tras retirar su candidatura, el escaño en el Congreso por Florida al que aspiraba acabó en manos de María Elvira Salazar, del ala más conservadora del Partido Republicano e hija de padres cubanos exiliados en Miami. 

Tarrio adoptó a Donald Trump como uno de sus grandes ídolos e incluso fue director estatal en Florida del grupo ‘Latinos por Trump’. También fue presidente nacional del grupo de extrema derecha los ‘Proud Boys’ desde 2018 hasta 2021.  

Los miembros de la organización fundada en Nueva York en 2016 se consideraban soldados de Trump y promovían abiertamente la violencia y las visiones antisemitas, antimusulmanas y misóginas.  

A menudo participaban en choques con activistas de extrema izquierda en las calles. De hecho, en las protestas en Washington DC, previas al ataque al Capitolio, Tarrio fue fotografiado con un chaleco antibalas. 

El recién condenado no se encontraba en el Capitolio el 6 de enero de 2021 porque dos días antes había sido detenido por la quema de una bandera con el lema ‘Black Lives Matter’ (Las vidas negras importan), un controvertido suceso que ocurrió en diciembre de 2020 en una histórica iglesia de la comunidad afroamericana en Washington DC. 

Las autoridades admitieron que la detención de Tarrio también buscaba evitar posibles actos de violencia durante la marcha que Trump había convocado para el 6 de enero de 2021 con el lema ‘Stop the steal’ (Detengan el robo), en referencia a los resultados de las elecciones presidenciales que ganó el demócrata Joe Biden.

Cuando fue detenido, la Policía encontró en su poder dos cartuchos de balas para rifles de asalto con el logotipo de los ‘Proud Boys’. Después, fue liberado con la condición de mantenerse alejado de la capital estadounidense, orden que desacató y un día antes del asalto al Capitolio se reunió en un aparcamiento subterráneo con Stewart Rhodes, el líder de los Oath Keepers, otra organización ultraderechista. 

Además, pasó los días previos al hecho enviando instrucciones a otros miembros de los ‘Proud Boys’. A uno de sus lugartenientes le pidió en un mensaje de Telegram: "Sea cual sea el resultado...haz que sea un espectáculo".

Otras sentencias por el asalto al Capitolio 

La Fiscalía estadounidense considera que las 800 personas que irrumpieron en el Capitolio con una fuerza "calculada" buscaban “deshacer los resultados de una elección democrática" y mantener a Trump en el poder.  

"Los soldados de la derecha intentaron mantener a su líder en el poder. Fracasaron. No son héroes, son criminales", escribieron los abogados de la Fiscalía en un escrito interpuesto ante la corte en agosto. 

Por tal motivo, el pasado 1 de septiembre fue condenado a 18 años de prisión Ethan Nordean, el líder de los ‘Proud Boys’ en Seattle. Al también conocido como ‘Rufio Panman’ se le vio encabezando con un megáfono a un grupo de manifestantes poco antes de que comenzara el asalto.  

Ese mismo día se dictó una condena de 10 años de cárcel contra Dominic Pezzola, quien rompió con un escudo policial robado la primera ventana por la que los manifestantes entraron al Capitolio. La Fiscalía pedía para él una sentencia de 20 años. 

El pasado 31 de agosto también tuvieron su veredicto Joseph Biggs y Zachary Rehl, dos exlíderes de los ‘Proud Boys’, para los que se dictaron 17 y 15 años de prisión, respectivamente.  

Rehl, Biggs, Nordean y Tarrio fueron hallados culpables en mayo de conspirar para cometer sedición. Aunque Pezzola se libró de ese cargo, se le declaró culpable de asalto, resistencia a un agente de la autoridad y robo de bienes gubernamentales. 

Peter Navarro, exasesor de Donald Trump, fue declarado este jueves culpable de desacato legislativo por negarse a colaborar con el Congreso en la investigación sobre el asalto al Capitolio. 

Navarro es el segundo antiguo asesor del expresidente en ser hallado culpable por no cooperar con el comité parlamentario que investigó ese ataque. El primero, en julio del 2022, fue Steve Bannon, cuyo caso está ahora en apelación. 

Aunque no directamente por el ataque, Trump ha sido imputado tanto en Washington como en el estado de Georgia por sus intentos para revertir los resultados de las presidenciales de 2020. El expresidente estadounidense se ha declarado no culpable en esos dos casos.  

El republicano también ha apelado inocencia en los otros dos procesos penales abiertos contra él, uno en Florida por presuntamente llevarse documentos clasificados de la Casa Blanca y otro en Nueva York por supuestos pagos irregulares a la actriz Stormy Daniels durante la campaña de 2016 para silenciar un romance que tuvieron en el pasado.  

Sobre el autor de esta publicación

María Andrea Suárez

María Andrea Suárez (Bogotá, 1995). Estudió el máster en Periodismo digital y de Datos de la Universidad Nebrija. Se ha desempeñado como redactora en medios de comunicación como El Nuevo Siglo, Colombia.com y Republica.com.