EEUU

Donald Trump, imputado por sobornar a una actriz porno

El gran jurado considera probado que compró el silencio de Stormy Daniels además de examinar un segundo caso de otra modelo de Playboy

Donald Trump, imputado por sobornar a una actriz porno

EUROPA PRESSEl expresidente de EEUU, Donald Trump.

Un gran jurado de Nueva York votó este jueves imputar al expresidente Donald Trump en una causa relacionada con el pago a la actriz porno Stormy Daniels a cambio de su silencio, según adelantó el diario The New York Times y confirmaron minutos después otros medios.

El diario, que cita a cuatro personas conocedoras del asunto, señala que la primera imputación por delitos criminales a un expresidente de EEUU se anunciará en los próximos días y para entonces la Fiscalía de Manhattan habrá solicitado a Trump entregarse para ser citado por los cargos, que aún no se conocen.

El gran jurado, un órgano que estudia los casos y decide si hay base o no para la celebración de un juicio, ha sido seguido con gran atención mediática desde que hace diez días el propio Trump asegurara que sus 23 miembros iban a confirmar su imputación y acto seguido sería detenido, lo que finalmente no se produjo.

La reacción no se ha hecho esperar y horas después de conocerse la noticia el propio Trump afirmaba que no puede tener "un juicio justo" en Nueva York. En su red Truth Social, Trump, que previamente había cargado contra el Partido Demócrata y el presidente Joe Biden, atacó la imparcialidad del tribunal neoyorquino que lo tiene que juzgar. "Solo han traído esta acusación falsa, corrupta y desgraciada contra mí porque yo estoy con el pueblo estadounidense -escribió-, ¡y saben que no puedo tener un juicio justo en Nueva York", escribió.

Además de esa declaración, Trump ha publicado en su cuenta de Truth las palabras de varios aliados republicanos que han protestado con vehemencia contra la imputación, además de una caricatura donde se le ve a él mismo sosteniendo una pizarra, al estilo de los acusados en una comisaría, en la que se lee: "Donald Trump 2024, sigue siendo la amenaza número 1 al sistema".

Hasta este mismo miércoles, se creía que el gran jurado pospondría su decisión hasta fines de abril.

Por su parte, The Wall Street Journal sostiene que el gran jurado ha examinado en sus últimas reuniones -que no son públicas, por lo que su contenido solo se conoce por filtraciones- un segundo caso de otra modelo de Playboy que también acusa a Trump de haberle pagado a cambio de callar sobre una relación sexual.

La modelo Karen McDougal, que fue "chica Playboy" del año en 1998, asegura que mantuvo una relación sexual con Trump durante diez meses en 2006, y llegó a un acuerdo para publicar su historia con The National Enquirer a cambio de 150.000 dólares (137.500 euros al cambio de hoy), pero el diario -cuyo propietario es amigo de Trump- compró su testimonio para ocultarlo.

El detalle es importante, porque significaría que la acusación de Stormy Daniels ya no es aislada y que existe un patrón de conducta por parte de Trump, lo cual hace más factible su culpabilidad.

Trump amenazó con "destrucción y violencia"

El expresidente de Estados Unidos advirtió hace una semana de que se avecinaba una "potencial muerte y destrucción" en caso de ser imputado por el supuesto pago a Stormy Daniels a cambio de su silencio.

En un post escrito en la madrugada del pasado viernes en su red Truth Social, que es por el momento la única que está usando activamente, Trump insiste en que su imputación "sería catastrófica para nuestro país".

Según el político y empresario de 76 años, su imputación puede buscarla "solamente un degenerado psicópata que verdaderamente odia a los Estados Unidos", en alusión al fiscal Alvin Bragg que fue quien inició el caso y pidió al gran jurado que estudie si sigue adelante con la instrucción del caso.

En su post, Trump insiste en varias ideas repetidas una y otra vez desde que abandonó la presidencia: que tuvo más votos que cualquier presidente en toda la historia (aunque fue superado por Joe Biden, a quien niega la legitimidad electoral) y que "es un hecho conocido que no se cometió (por su parte) NINGÚN delito".

La animadversión de Trump hacia el fiscal Bragg ya tiene tintes personales: el jueves, lo llamó "un animal apoyado por (el financiero) Georges Soros a quien no le importa lo que está bien ni mal, y le da igual a cuánta gente pueda herir".

Sin embargo, hace dos semanas su oficina emitió un comunicado en el que decía que continuará "aplicando la ley con equidad y justicia", y que hablaría solo "cuando sea apropiado". "No toleraremos intentos de intimidar a nuestra oficina o de amenazar el imperio de la ley en Nueva York".

"Una caza de brujas"

Como un mantra, el expresidente no se ha cansado de insistir en su inocencia y en repetir que todo se trata de una "caza de brujas" motivada políticamente, una afirmación que ha calado en muchos de sus más radicales seguidores.

Hace ahora dos semanas, Trump aseguró que podría ser detenido y pidió a sus fieles acólitos, con escaso éxito de convocatoria, que salieran a protestar.

El exmandatario dijo que la información la había conocido por "filtraciones ilegales de una oficina de la fiscalía de Manhattan corrupta y altamente politizada que ha permitido que se establezcan nuevos récords en delitos violentos y cuyo líder está financiado por (el empresario) George Soros".