El Gobierno de Yemen y los separatistas firman un acuerdo que pone fin a su disputa en el sur del país

El pacto estipula la creación de un nuevo Ejecutivo con 24 carteras repartidas entre los secesionistas y el Gobierno del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi

El Gobierno de Yemen y los separatistas firman un acuerdo que pone fin a su disputa en el sur del país

El Gobierno del Yemen reconocido internacionalmente y los separatistas sureños firmaron este martes en Riad un acuerdo para la formación de un nuevo Gobierno y el reparto igualitario de ministerios, después de que en agosto los secesionistas perpetrasen un "golpe de estado".

"Este acuerdo abre una etapa nueva de estabilidad, construcción y desarrollo en Yemen", indicó en un discurso antes de la rúbrica Mohamed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudí, que ha auspiciado las negociaciones de las últimas semanas en su territorio.

El acuerdo fue firmado por sendos representantes del Ejecutivo yemení y el Consejo Transicional Sureño (CTS), en presencia de Bin Salman; el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohamed bin Zayed al Nahyan y el presidente yemení reconocido internacionalmente, Abdo Rabu Mansur Hadi.

El príncipe heredero se mostró convencido de que el pacto allanará el camino para "más entendimientos" entre los yemeníes y para llegar a una solución que acabe con la crisis en el país.

También renovó su apoyo al Yemen, donde Riad lidera desde 2015 una coalición militar árabe que interviene en favor de Hadi y en contra de los rebeldes hutíes, que controlan importantes partes de territorio en el norte y oeste del país.

"Hemos hecho mucho por el Yemen y toda la región, hemos prestado apoyo y ayuda al pueblo yemení y vamos a seguir con el objetivo de alcanzar las aspiraciones del pueblo yemení de recuperar su país y llegar a una solución política", dijo en su intervención, la única de la ceremonia.

Los separatistas cuentan con el respaldo de Emiratos Árabes Unidos (EAU), que a su vez son una parte clave de la coalición árabe, si bien en las últimas semanas han comenzado a retirar sus tropas del sur del Yemen.

El pasado agosto, los secesionistas consiguieron hacerse con el control temporal de Adén, sede temporal del Gobierno reconocido internacionalmente, tras chocar con las tropas gubernamentales, algo que el Ejecutivo de Hadi denunció como "un golpe de estado contra las instituciones estatales legítimas".

En medio de los enfrentamientos y manifestaciones que se produjeron entonces, al menos 40 soldados del Ejército yemení murieron por bombardeos atribuidos a Emiratos en el sur del país.

Adén es la sede provisional del Gobierno de Hadi desde que fue expulsado por los rebeldes hutíes de la capital, Saná, tras el estallido en 2014 del conflicto entre los dos bandos, en el que este año se había abierto un nuevo frente en el sur con los secesionistas.

Sobre el autor de esta publicación