El G7 recuerda que no reconocerá las fronteras que Rusia imponga por la fuerza

La ministra alemana, Annalena Baerbock, reiteró que "el cambio de fronteras que Rusia quiere imponer con la guerra no será reconocido nunca"

El presidente ruso Putin

EFEEl presidente ruso Putin entrega los premios estatales a los olímpicos rusos 2022S

Los ministros de Exteriores del G7 advirtieron este sábado en un comunicado conjunto tras su reunión en Berlín que nunca reconocerán un cambio de fronteras impuesto por la fuerza, como lo está intentando Rusia con su agresión a Ucrania.

"No reconoceremos un cambio de fronteras que Rusia ha tratado de imponer a través de la agresión", dice el comunicado.

La ministra alemana, Annalena Baerbock, reiteró esa postura en la conferencia de prensa de cierre de la reunión y dijo que "el cambio de fronteras que Rusia quiere imponer con la guerra no será reconocido nunca". 

"Esta no es nuestra guerra, es la guerra de Putin, pero sí tenemos una responsabilidad”, ha dicho Baerbock. “Lo que hagamos y, sobre todo, lo que no hagamos, se va a dejar notar muchos años en el mundo”, ha añadido.

Baerbock precisó que la actitud que tenga la comunidad internacional en estos momentos será decisiva para el futuro.

"Lo que hagamos o lo que dejemos de hacer ahora definirá nuestras relaciones en el futuro", dijo.

La ministra alemana dijo además que el G7 establecerá un mecanismo para desenmascarar la propaganda rusa, especialmente allí donde está tenga "un suelo fértil".

Baerbock se refirió también a los efectos de la guerra sobre los precios del grano y dijo que Rusia parece decidida a ampliar la guerra a todo el mundo convirtiéndola en una guerra por los alimentos.

"Ha sido un encuentro del G7 como no lo habíamos tenido nunca, en Ucrania sigue muriendo gente inocente", aseguró.

Mientras, el viceministro de Exteriores de Rusia, Alexander Grushko, ha asegurado que el Kremlin no tiene “intenciones hostiles” hacia Suecia y Finlandia ante su posible ingreso en la OTAN. Grushko, según recogen las agencias locales, ha recalcado que estos países nórdicos no tienen razones “reales” para adherir a la Alianza y ha vuelto a alertar de que Moscú “responderá de manera adecuada” si la OTAN despliega su arsenal nuclear cerca de la frontera con Rusia.

RAO Nordic Oy, filial europea de la energética rusa Inter RAO, ha cortado el suministro de electricidad a Finlandia “por problemas de pago” a partir de este sábado, tal y como había indicado ayer la compañía en su página web y ha confirmado hoy el operador finlandés, Fingrid. La electricidad rusa representa apenas un 10% del consumo del país escandinavo, según Fingrid, que sostiene que la red nacional no se verá afectada.

Sobre el autor de esta publicación