Ola de calor en Europa

Reino Unido rompe todos los récords en el día más caluroso de su historia

El termómetro ha marcado los 40,2 grados en el aeropuerto de Heathrow, en Londres

EFELondres bate récord de temperaturas

Reino Unido ha superado este martes por primera vez los 40 grados centígrados, en lo que es hasta ahora la jornada más calurosa jamás registrada, según datos provisionales de la Oficina de Meteorología británica (Met, en inglés).

Las autoridades meteorológicas de Reino Unido han registrado este martes por primera vez en la historia 40,3 grados centígrados en la región de Lincolnshire (este), superando así la cifra anterior de 40,2ºC confirmada este mismo martes en el Aeropuerto de Heathrow de Londres.

La cifra se ha alcanzado a las 16.00 horas (hora local) a medida que Reino Unido atraviesa una fuerte ola de calor que ha llevado a algunas zonas de Gales a emitir la alerta roja por calor extremo.

El país registró el lunes su noche más caliente con temperaturas que giran en torno a los 25ºC. No obstante, Scotland Yard ha alertado de que las altas temperaturas seguirán subiendo a lo largo de este martes.

Reino Unido encadena así tres récords de temperatura en la misma jornada, pues por la mañana el condado de Surrey, al sur de Londres, ha registrado 39,1ºC, superando la cifra máxima anterior de 38,7ºC en 2019.

El viernes, las autoridades británicas ya declararon por vez primera el estado de emergencia nacional de cara a las temperaturas récord que esperaban registrar esta semana, especialmente el lunes y martes.

Así, la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido (UKHSA, por sus siglas en inglés) decidió incrementar la alerta de "advertencia de calor y salud" al nivel 4, el más alto posible.

En el caso de la capital británica, Transport for London (TfL), que opera la red del transporte de la ciudad, pidió también que la gente no viaje a menos que sea esencial, ya que anticipa cancelaciones y retrasos en los trenes del metro. Varios servicios ferroviarios de Reino Unido, sobre todo las conexiones entre Londres y el norte de Inglaterra, sufrieron cancelaciones.

En el caso de la capital británica, Transport for London (TfL), que opera la red del transporte de la ciudad, pidió también que la gente no viaje a menos que sea esencial, ya que anticipa cancelaciones y retrasos en los trenes del metro. Varios servicios ferroviarios de Reino Unido, sobre todo las conexiones entre Londres y el norte de Inglaterra, sufrieron cancelaciones.

EFE | Ciudadanos británicos agolpados este martes durante la histórica ola de calor que sufre el país

El lunes, el aeropuerto británico de Luton, al norte de Londres, se vio obligado a suspender temporalmente los vuelos, tanto de salida como de llegada, por los desperfectos causados sobre una parte de la pista a causa de las altas temperaturas.

Por otro lado, el alcalde da la capital británica, Sadiq Jan, ha informado de que el Cuerpo de Bomberos de Londres ha declarado un "incidente mayor" debido al gran número de incendios en el territorio capitalino. "Esto es crítico. El Departamento de Bomberos está bajo una inmensa presión. Por favor, tengan cuidado", ha dicho Jan en sus redes sociales, donde ha avanzado que está en contacto con las autoridades para seguir de cerca los acontecimientos.

De hecho, el alcalde ha pedido "no tomar riesgos" y no encender barbacoas, no dejar botellas o cristales en el suelo, cerciorarse de apagar bien los cigarros e informar cuanto antes en caso de presenciar nuevos incendios.

La Oficina Meteorológica ha alertado de que la mayor parte de Inglaterra se encuentra bajo riesgo "excepcional" de registrar incendios forestales, incluido el suroeste y regiones del norte.

Francia se asfixia

En Francia, París marcaba este martes unos sofocantes 41 grados en lo que se espera sea el pico de la actual ola de calor que mantiene a la capital gala, y a la mayor parte del país, en alerta naranja, con ciudades como Lille, Metz, Estrasburgo y Lyon especialmente afectadas.

También en este caso lo peor de las temperaturas disparadas es su contribución a los incendios, sobre todo a los que azotan el sur del país en Landiras y La Teste de Buch, departamento de Gironde, que han calcinado más de 19.000 hectáreas y forzado a la evacuación de más de 37.000 personas.

Además, se ha declarado un nuevo fuego al norte de Burdeos, en Vensac, que ya ha arrasado 70 hectáreas y obligado a evacuar a otro medio millar de personas, y hay otros siniestros en Bretaña y en el sur de Aviñón.

EFE | Incendio en Landiras, en el departamento francés de Gironde

En Bélgica las temperaturas también han subido hasta rozar los 40 grados especialmente en zonas fronterizas con Francia, donde varias ciudades y regiones también alcanzaban la alerta roja, si bien Bruselas y la mayor parte del país permanecían en alerta naranja.

El calor ha llegado también hasta Alemania, con temperaturas de hasta 40 grados en el oeste y el sur e incluso en algunos puntos del este, como la propia capital, Berlín, donde lo peor se espera mañana miércoles.

Hasta ahora, la máxima registrada en territorio germano son los 41,2 grados alcanzados en julio de 2019 en el núcleo urbano de Duisburg, en Renania-Westfalia.

Italia arde con la ola 'Apocalipsis'

Por su parte, Italia arde debido a la ola de calor 'Apocalipsis', que está dejando máximas de hasta 42 grados en el centro y norte del país, donde los incendios se propagan por la falta de lluvias y la peor sequía en décadas.

Los termómetros se han vuelto a disparar este martes y, según las predicciones meteorológicas, seguirán subiendo debido a las masas de aire caliente llegadas directamente desde el desierto del Sahara.

La ola ha sido bautizada como 'Apocalipsis4800' en referencia a la cuota del cero térmico, situada en los 4.800 metros de altitud, por lo que en ningún punto del territorio, ni siquiera en los Alpes italianos, las temperaturas bajan de los cero grados.

En las grandes ciudades, turistas y locales se resguardan de este panorama buscando la sombra y entrando en las tiendas para tener un respiro delante de los aires acondicionados.

La situación empeorará en los próximos días: de momento solo hay cinco "puntos rojos", todos ellos en el centro y norte de la península, pero el jueves llegarán a catorce las ciudades afectadas, incluidas Roma, Bolonia, Florencia, Milán, Génova y Turín.

El calor no solo es un problema para los turistas y los trabajadores, especialmente los que lo hacen en el exterior, sino también para los bosques y paisajes, en riesgo extremo de incendio, alertó hoy el Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (Effis).

Las regiones más afectadas por los incendios durante este verano, agravado por la sequía y la falta de agua para apagarlos, han sido Sicilia, Apulia y Calabria (sur), pero también la capital italiana, que en el último mes ha sufrido varias decenas de fuegos.

Imagen hecha por Copernicus, el Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales

Olas de calor como la actual hasta 2060

Olas de calor como la que actualmente vive Europa y otras tendencias negativas en el clima serán habituales al menos "hasta 2060", advirtió este martes el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial de las Naciones Unidas (OMM), Petteri Taalas.

"La mayor frecuencia de estas negativas tendencias continuará al menos hasta 2060, independientemente del éxito o no a la hora de mitigar el cambio climático", subrayó el experto en una rueda de prensa para analizar la actual ola de calor, celebrada conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Las olas de calor se están haciendo más comunes a causa del cambio climático", añadió Taalas, recordando que este martes se ha alcanzado por primera vez una temperatura de más de 40 grados en Reino Unido mientras que en Portugal se han alcanzado los 47 y ese y otros países del sur europeo han sido asolados por los incendios.

"Hemos 'dopado' a la atmósfera al 'inyectarle' más gases de efecto invernadero, en especial dióxido de carbono", destacó el experto, quien señaló que en olas de calor como las de 2003 en el centro de Europa o la de 2010 en Rusia ya hubo decenas de miles de fallecidos, y las cifras podrían repetirse en esta ocasión.

"Los más vulnerables son, como en el caso de la covid, las personas con condiciones previas y los ancianos", indicó Taalas, quien también advirtió de los efectos de estos fenómenos climáticos extremos en la agricultura (ya golpeada por la guerra en Ucrania) y en el turismo.

Sobre el autor de esta publicación