Ecologistas alemanes vuelven a ocupar bosque de Hambach, amenazado por la tala

Grupos de ecologistas volvieron hoy a construir casetas en los árboles del bosque milenario de Hambach (oeste de Alemania), tras la multitudinaria concentración de este sábado en la que se celebró la decisión judicial de paralizar la tala de una parte de este área forestal.

hambach

Los activistas echaron así por tierra el trabajo de las fuerzas de seguridad, que en las últimas semanas habían desmontado 86 casetas, algunas construidas ya en 2012 -al comienzo de las protestas- a varias decenas de metros de altura.

Medios alemanes cifraban en cien las personas que estaban construyendo nuevas casetas.

El responsable de Interior del Land de Renania del Norte-Westfalia, Herbert Reul, anunció hoy que el dispositivo policial en el bosque se desmontará totalmente mañana por la tarde.

"Con la decisión del Tribunal Superior de lo Contencioso-Administrativo de Münster la tala no va a suceder en al menos dos años. Es hora de que el bosque vuelva a la tranquilidad, el orden y la paz", aseguró Reul.

Ese Tribunal decidió el viernes prohibir de forma temporal la tala de cien hectáreas del bosque de Hambach, de unos 12.000 años de antigüedad, un área que se le había concedido a la eléctrica RWE para ampliar una mina de carbón a cielo abierto adyacente.

La manifestación del sábado concentró a decenas de miles de personas en contra del carbón y por la conservación del bosque, unos 50.000 según los organizadores, y entre 25.000 y 30.000 según la policía.

Una encuesta difundida hoy por la televisión regional pública "WDR" apuntaba que el 79 % de los ciudadanos de Renania del Norte-Westfalia no quieren que se lleve a cabo la tala.

Sobre el autor de esta publicación