Tras la polémica visita de Pelosi

China lanza misiles balísticos en unas maniobras militares sin precedentes que "bloquean" Taiwán

Pekín advierte al G-7 de que responderá ante cualquier violación de su soberanía tras la visita de la presidenta de Nancy Pelosi a Taiwán

China inicia las maniobras en Taiwán

EFEChina inicia las maniobras en Taiwán

El Ejército chino comenzó este jueves unas "importantes" maniobras militares con fuego real alrededor de Taiwán, ejercicios que se prolongarán hasta el domingo y que equivalen a un "bloqueo marítimo y aéreo" de Taiwán, según el Ministerio de Defensa de la isla. Las maniobras, que arrancan un día después de la controvertida visita a Taipéi de la presidenta del Legislativo de EEUU, Nancy Pelosi, incluyen el cierre del espacio marítimo y aéreo en seis zonas alrededor de la isla, una de ellas a unos 20 kilómetros de la costa de Kaohsiung, la principal ciudad del sur de Taiwán.

Los ejercicios, que se prolongarán hasta el domingo, incluyeron hoy prácticas de tiro con artillería de largo alcance, con "múltiples tipos de misiles convencionales", frente a la costa este de Taiwán, misión en la que los proyectiles "dieron en el blanco con precisión" y que fue "completada con éxito" según el Comando del Teatro de Operaciones del Este del Ejército Popular de Liberación (EPL, Ejército chino).

Según el portavoz del Comando, Shi Yi, las prácticas tenían como objetivo "poner a prueba la precisión" de los misiles y su "capacidad de exclusión aérea".

Esta tarde cesó el bloqueo del espacio aéreo y marítimo frente a las costas occidentales de Taiwán después de que "las prácticas de artillería acertasen en sus blancos", explicó Shi, que no especificó si se refería a todas las maniobras anunciadas hasta el domingo o simplemente a las del jueves.

Un "nudo corredizo"

Según Meng Xiangqing, profesor de la Universidad de Defensa Nacional citado por la cadena estatal CGTN, las maniobras fueron anunciadas con 38 horas de antelación, dando tiempo a que "los barcos ajustasen sus rutas" y garantizando que "ningún civil resultase herido".

Pese a que en los últimos años China ha llevado a cabo otros simulacros de guerra en el Estrecho de Taiwán, los de esta semana son diferentes porque "cubren un área más grande, involucran más elementos militares y se espera que sean altamente efectivos", aseveró Meng.

Los ejercicios tienen lugar en seis zonas alrededor de la isla, una de ellas a unos 20 kilómetros de la costa de Kaohsiung, la principal ciudad del sur de Taiwán, diseño que tiene como propósito "crear una especie de nudo corredizo" que se puede "apretar" para "contener a las fuerzas separatistas de la isla", consideró el profesor.

Las acciones militares chinas son "necesarias, justas y resolutas", defendió hoy la portavoz de la Cancillería china Hua Chunying, quien añadió que servirán como "advertencia" a "los provocadores", entre los que incluyó a los "taiwaneses secesionistas" y a aquellas "fuerzas externas que se inmiscuyen en los asuntos internos de China".

Taiwán "no se echará atrás"

La cartera de Defensa de Taiwán, mientras, aseguró que tuvo "conocimiento instantáneo" del lanzamiento de los misiles gracias a tareas de "reconocimiento y vigilancia", a la vez que condenaba las acciones por "perturbar la paz en la región".

Horas antes, Taiwán había registrado la entrada de 27 aviones militares chinos en su autodefinida Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ), contra la cual su Ejército activó una patrulla aérea de combate, emitió advertencias por radio y desplegó sistemas de defensa por misiles para monitorear los aparatos chinos.

El Ministerio taiwanés divulgó asimismo que fuerzas taiwanesas tuvieron que disparar anoche bengalas en dos ocasiones para ahuyentar a un dron militar chino que sobrevolaba las inmediaciones de las islas Kinmen (también conocidas como Quemoy), controladas por Taipéi pese a encontrarse a apenas 30 kilómetros de la ciudad suroriental china de Xiamen.

En las últimas décadas, estas islas han sido objetivo de bombardeos por parte de China cuando las tensiones entre Taipéi y la isla alcanzaron las cotas más altas.

Representantes militares taiwaneses ya advirtieron de que las maniobras equivaldrían a un "bloqueo de la isla" y, en las últimas horas, su efecto se ha hecho notar en el tráfico aéreo y marítimo.

En aeropuerto de Taoyuan (norte), el más importante de la isla, se han cancelado este jueves al menos 40 vuelos, afectados por las restricciones al tráfico aéreo, recogen medios taiwaneses.

Pese a que el ministro de Transporte de la isla, Wang Guocai, explicó que los trayectos de los barcos "tomarán unas horas más" por verse obligados a sortear las zonas inaccesibles, señaló que el "impacto acumulado" se notará en el futuro si los ejercicios militares chinos "se prolongan" en el tiempo.

El Ministerio de Defensa de la isla aseguró que vigila los alrededores de la antigua Formosa en respuesta a "actividades irracionales" del Ejército chino y que, si bien no desea "una escalada" de la situación, "no se echará atrás" en lo que respecta a "la seguridad y soberanía" de Taiwán.

Pese a que testimonios en redes sociales apuntan a que la vida en Taiwán discurre con normalidad, autoridades locales han pedido a la población que tome medidas de precaución: el Ayuntamiento de la capital, Taipéi, pidió hoy a sus residentes que descargasen una aplicación móvil que muestra los más de 5.000 refugios antiaéreos de la ciudad.

China reclama la soberanía sobre la isla y considera a Taiwán una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas.

Borrell afirma que "no hay justificación"

El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, afirmó este jueves que "no hay justificación" para los "agresivos" ejercicios militares de China en el estrecho de Taiwán. Borrell, que llegó anoche a Camboya para la reunión ministerial entre la UE y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), advirtió en Twitter que "no hay justificación para usar una visita como pretexto para una actividad militar agresiva en el estrecho de Taiwán".

"Es normal y rutinario que los legisladores de nuestros países viajen internacionalmente", recalcó el jefe de la diplomacia europea, quien animó a las partes implicadas en el conflicto a "permanecer tranquilas, mantener el control y actuar con transparencia".

Es probable que la tensión en Taiwán sea uno de los asuntos principales en la reunión que Borrell tiene prevista hoy en Nom Pen con el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, quien llegó ayer a la capital camboyana para participar en una serie de encuentros en la que también participarán el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, y su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

China advierte al G-7 que responderá ante cualquier violación de su soberanía

El portavoz de la Misión China ante la Unión Europea, Zhang Ming, ha contestado este jueves al comunicado compartido el miércoles por los ministros de Exteriores del G7 y de la Unión advirtiendo de que responderá ante cualquier violación de su soberanía, a la vez que ha instado a Estados Unidos a ser responsable de sus actos. "Taiwán forma parte del territorio chino y entrometerse en sus asuntos es una violación de la soberanía de China", ha declarado Ming en un comunicado compartido por su oficina, donde ha subrayado "cualquier acción que viole la soberanía y la integridad territorial de China será devuelta por el pueblo chino".

En este sentido, Zhang ha criticado el llamado del G7 a respetar el "orden internacional basado en normas", cuestionando que son las potencias occidentales quienes lo imponen, a la vez que ha instado a "las personas que no entiendan lo que es la maldad" a mirar las declaración conjunta de los ministros de Exteriores.

"¿Qué es la maldad? ¿Qué significa no tener vergüenza? Si hay alguien en el mundo que no lo entienda, por favor que mire las declaraciones (...) ¿Por qué hay tantas guerras y disturbios en el mundo? Es por estos males y estas desvergüenzas", ha dicho el representante chino en Bruselas. "Las declaraciones de los ministros de Exteriores del G7 y de la Unión no son más que la lógica del ladrón: uno puede hacer el mal y los demás no pueden contraatacar", ha agregado.

Por otra parte, Zhang ha respondido a la parte del comunicado del G7 en el que se insta a China a "no modificar de forma unilateral el 'statu quo'" en la región, asegurando que las responsables de tal cambio son "las fuerzas hostiles del exterior y las fuerzas separatistas del interior de la isla de Taiwán".

"Habiendo llegado la situación en el estrecho de Taiwán a este punto, ¿quién está amenazado a quién? ¿Quién ha provocado a quién? Es la integridad territorial de China la que ha sido seriamente amenazada, y es la soberanía de China la que ha sido seriamente provocada", ha aseverado el representante en la Unión Europea de China.

"Frente a esta descarada provocación, el pueblo chino nunca se tragará esa fruta amarga, y las medidas del Gobierno chino para defender su soberanía e integridad territorial son totalmente necesarias y apropiadas. Este es el deseo común y fuerte de los 1.400 millones de chinos", ha añadido.

Zhang ha cuestionado la respuesta del G7 y de la Unión Europea en caso de que China responda a "la provocación en Taiwán", y ha explicado que el pueblo chino "lleva mucho tiempo atento" a los intentos de Occidente de vaciar el significado de la política 'una sola China'.

A su vez, ha recordado que la China que fue invadida por la Alianza de las Ocho Naciones no es la misma que la actual, comparando al G7 y a la Unión Europea con la unión de tropas de las principales potencias del año 1900 que fueron destinadas al gigante asiático para derrotar al Levantamiento de los Bóxers.

"¿Creen que China sigue siendo la China del pasado? ¿Que aún pueden salirse con la suya? ¿Que pueden seguir haciendo lo que quieran? El pueblo chino hace tiempo que dejó de ser intimidado y manipulado por las potencias. Los asuntos de Taiwán son puramente internos de China y están dentro del ámbito de la soberanía china. En el mundo actual, las potencias occidentales ya no pueden hacer lo que deseen", ha recalcado Zhang.

Taiwán denuncia el hackeo de pantallas en lugares públicos

Las pantallas de varias instalaciones gubernamentales y cadenas de tiendas han sufrido este miércoles un ataque informático, después de que mostraran mensajes que difamaban a la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi. Así lo han asegurado la investigaciones preliminares Oficina de Investigación Criminal (CIB) de Taiwán, que sugieren que los incidentes se debieron a ataques cibernéticos con direcciones IP desconocidas, según ha informado la agencia taiwanesa CNA.

Taiwán denuncia el hackeo de pantallas en lugares públicos que mostraban insultos a Nancy PelosiEn concreto, los mensajes mostrados en estas pantallas compartían consignas como "Belicista Pelosi, fuera de Taiwán", o "Pelosi, vieja bruja", según ha detallado la CIB, que ha informado de que estos mensajes han sido expuestos, por ejemplo, en varias tiendas de la cadena estadounidense de alimentación 7-Eleven, o en la Administración de Ferrocarriles de Taiwán.

La señalización digital está operada por una empresa con fines publicitarios que estaba conectada a un sistema privado de Internet, lo podría ser la escapatoria utilizada por los piratas informáticos, ha recogido la citada cadena.

El presidente de la Comisión Nacional de Comunicaciones de Taiwán, Chen Yaw Shyang, ha asegurado que una investigación inicial ha dado con que las empresas afectadas usaban software chino en sus sistemas de señalización digital. "Este software podría contener puertas traseras o 'malware', lo que los hace vulnerables a los ataques de piratas informáticos", ha dicho Chen.

Por otra parte, el ministro de Defensa taiwanés, Chiu Kuo Cheng, ha asegurado que la web del ministerio ha sufrido un ataque cibernético, motivo por el cual ha quedado fuera de servicio temporalmente.

Sobre el autor de esta publicación