IRÁN

Borrell presenta a Irán y EEUU un texto cerrado para recuperar el acuerdo nuclear

Lo que se podía negociar se ha negociado y ahora es un texto final. Sin embargo, detrás de cada cuestión técnica y de cada párrafo hay una decisión política que deben tomar las capitales", ha explicado Borrell en un mensaje publicado en Twitter

Josep Borrell en una imagen de archivo

EUROPA PRESSJosep Borrell en una imagen de archivo

El Alto Representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, en calidad de coordinador de las negociaciones entre Estados Unidos e Irán, ha entregado ya un "texto final" cerrado para retomar el acuerdo nuclear de 2015 que ahora deberán decidir si aceptan Washington y Teherán.

"Lo que se podía negociar se ha negociado y ahora es un texto final. Sin embargo, detrás de cada cuestión técnica y de cada párrafo hay una decisión política que deben tomar las capitales", ha explicado Borrell en un mensaje publicado en Twitter. "Si las respuestas son afirmativas, podremos firmar este acuerdo", ha remachado.

Borrell ha explicado que en los últimos días de negociación entre Estados Unidos e Irán se han abordado "un puñado de cuestiones pendientes del texto que puse sobre la mesa el pasado 21 de julio" para reinstaurar el Plan Integral de Acción Conjunta", el acuerdo nuclear de 2015.

La noticia la ha dado el embajador ruso ante las instituciones internacionales con sede en Viena, Mijail Ulianov, en un mensaje en Twitter: "¡Última hora! El coordinador de la UE ha hecho circular 'el texto final' del borrador (...). Los participantes en las negociaciones de Viena ahora tendrán que decidir si el borrador es aceptable para ellos. En caso de que no haya objeciones, se restablecerá el acuerdo nuclear", ha indicado.

Después de más de 15 meses de contactos se han cerrado unas negociaciones que ahora dependen de la decisión del presidente estadounidense, Joe Biden, y de su homólogo iraní, Ebrahim Raisi.

La decisión definitiva podría tomarse en cuestión de semanas, por lo que el anuncio de este lunes también podría interpretarse como el inicio de una cuenta atrás.

El acuerdo se encuentra en vigor, aunque muy dañado por la decisión de Estados Unidos de retirarse unilateralmente en 2018. Desde entonces Irán ha ido retirándose progresivamente de sus compromisos, aunque se ha mostrado dispuesto a retomarlos siempre que Washington retire sus sanciones.