El Partido Conservador aparta al diputado acusado de ver porno en el Parlamento

Las quejas contra Parish partieron de dos compañeras de grupo que se contactaron con el liderazgo 'tory' en la Cámara

El Partido Conservador aparta al diputado acusado de ver porno en el Parlamento

Neil Parish

El Partido Conservador aparta al diputado acusado de ver porno en el ParlamentoEl grupo parlamentario del Partido Conservador de Reino Unido ha apartado temporalmente al diputado Neil Parish, acusado de ver vídeos pornográficos durante una reunión celebrada el martes en la Cámara de los Comunes, donde precisamente aludió a las conductas sexuales inapropiadas por parte de decenas de legisladores.

Inicialmente, no había trascendido quién era el diputado al que otros compañeros habían captado viendo pornografía, pero su identidad ha salido relevada por el propio partido, que ha confirmado que Parish será "suspendido" temporalmente mientras duran las investigaciones, según la cadena BBC.

Parish, de 65 años, forma parte de la Cámara de los Comunes desde 2010 y encabeza actualmente la Comisión de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales. Previamente, había ejercido como eurodiputado en representación del Partido Conservador británico.

Las quejas contra Parish partieron de dos compañeras de grupo que se contactaron con el liderazgo 'tory' en la Cámara. El primer ministro, Boris Johnson, afirmó el jueves que, de confirmarse, sería "un comportamiento totalmente inaceptable", en cualquier lugar de trabajo.

Por su parte, la abogada del Estado británica, Suella Braverman, principal asesora del Gobierno, dijo el jueves que algunos miembros del Parlamento "se comportan como animales", en clara referencia a Parish.

El caso de este diputado se suma a otras 56 quejas por presunta mala conducta de tipo sexual presentadas contra otros parlamentarios, entre ellos tres miembros del Gobierno y dos portavoces de la oposición, que no han sido identificados.

Braverman explicó que, en su propia experiencia como diputada durante siete años y 20 en política, nunca se ha sentido "incómoda" y todos los varones con los que he trabajado "han sido respetuosos". "Sin embargo, hay una pequeña minoría de hombres que no están a la altura, algunas manzanas podridas que están fuera de lugar, que se comportan como animales y que están desacreditando al Parlamento", dijo al programa Woman's Hour.

En otras declaraciones también a la BBC, el ministro de Defensa, Ben Wallace, indicó que ver pornografía en el lugar de trabajo es "inaceptable" y reconoció que el asunto va más allá. "El problema en la Cámara de los Comunes es, en última instancia, que existe una cultura general de largas jornadas, de ir a los bares y de gente que a veces está bajo presión, y esto puede crear una combinación tóxica que conduce a todo tipo de cosas", afirmó.

La diputada laborista Jess Phillips criticó sin embargo en Twitter que "la cultura en Westminster es un pretexto que a menudo usan los perpetradores para excusar su mal comportamiento".

Sobre el autor de esta publicación