GUERRA EN UCRANIA

Alemania y EEUU impulsan el envío coordinado de tanques Leopard y Abrams

Biden anuncia el envío de 31 vehículos acorazados y Scholz, por su parte, otros 14, a los que se sumarán otro batallón de los socios europeos

Alemania y EEUU impulsan el envío coordinado de tanques Leopard y Abrams

EFEEl presidente de EEUU, Joe Biden.

La próxima llegada de tanques Leopard 2 a Ucrania desde Alemania y otros países europeos, además de carros de combate estadounidenses Abrams, es para Kiev una nueva baza en su intento de frenar al Ejército ruso y retomar la iniciativa en el campo de batalla, mientras que Rusia asegura que el plan de Occidente está destinado al fracaso.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, que cumple este miércoles 45 años, recibirá como regalo "rápidamente" dos batallones de tanques Leopard 2 (una compañía de 14 Leopard 2A6 de la propia Alemania y el resto de otros socios europeos, lo que supondría unas 80 unidades, según el semanario alemán Der Spiegel).

Polonia, Finlandia, Noruega, Suecia, Países Bajos, Portugal y España evalúan o están abiertos a analizar el envío de carros de combate Leopard a Ucrania.

La ministra española de Defensa, Margarita Robles, afirmó que España está dispuesta al envío de tanques y a la instrucción, siempre en coordinación con los aliados, aunque precisó que las posibles unidades necesitarían una puesta a punto.

Por su parte, el presidente de EEUU, Joe Biden, ha confirmado este miércoles que enviará 31 tanques Abrams a Ucrania. El envío irá acompañado, de otras medidas, como la formación de las tropas ucranianas, con el objetivo de "mejorar su capacidad de maniobra en campo abierto" y sus capacidades militares a largo plazo.

Biden ha aprovechado su rueda de prensa para agradecer también al canciller alemán, Olaf Scholz, el envío de tanques Leopard a Ucrania. "Alemania ha estado a la altura. El canciller ha defendido la unidad (occidental) en todo momento", ha agregado.

"No es una amenaza ofensiva a Rusia", ha aclarado el mandatario norteamericano, que ha hablado este miércoles con Scholz, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y los primeros ministros de Italia y Reino Unido, Giorgia Meloni y Rishi Sunak, todos ellos países del G7.

Entrenamiento inmediato a soldados

Los tanques tardarán "meses" en llegar a Ucrania e irán acompañados de unos vehículos blindados de recuperación llamados M88, que servirán para darles apoyo, según ha adelantado una alta funcionaria estadounidense en declaraciones a la prensa. Según esa fuente, el Gobierno de Joe Biden ha decidido mandar exactamente 31 carros de combate Abrams a Ucrania porque esa cifra equivale a un batallón de tanques en las Fuerzas Armadas ucranianas.

Pese a que los tanques aún tardarán en llegar, Estados Unidos empezará a entrenar inmediatamente a militares ucranianos para que aprendan a operar esos vehículos "complejos" y puedan mantenerlos a lo largo del tiempo. Dicho entrenamiento tendrá lugar en un tercer país, no dentro de Ucrania, pero el Gobierno de EEUU aún no ha hecho público dónde tendrá lugar.

Por su parte, el Departamento de Defensa estadounidense está buscando mecanismos que permitan enviar a Ucrania el equipo y el combustible que necesitan los Abrams, según ha detallado otro alto funcionario a los periodistas.

"Gracias al presidente de EEUU por su firme decisión de suministrar a Ucrania tanques Abrams. Este es un importante paso hacia la victoria sobre el agresor ruso. Ahora el mundo libre está unido como nunca antes en aras de un objetivo común, la liberación de Ucrania de los invasores. ¡Seguimos adelante!", escribió en Twitter Zelenski.

Antes, Zelenski ya había dado las gracias por teléfono al canciller alemán, Olaf Scholz, la "decisión importante y oportuna" de enviar tanques al país y de autorizar la reexportación de Leopard 2 a otros Estados, además de formar a los soldados ucranianos en el manejo de esos modernos carros de combate.

Celeridad ante la temida ofensiva rusa

Y es que no hay tiempo que perder.  Zelenski pide celeridad para que los primeros tanques Leopard no lleguen solo en unos tres meses.

"Rusia está preparando una nueva ola de agresión con las fuerzas que puede movilizar. Los ocupantes ya están aumentando la presión en Bajmut, Vuhledar (en la región de Donetsk) y en otras direcciones. Y quieren elevar la presión a una escala mayor", advirtió el mandatario ucraniano.

El jefe de gabinete de Zelenski, Andriy Yermak, recalcó que los Leopard "son muy necesarios", y el asesor de la Presidencia ucraniana, Mykhailo Podolyak, tuiteó que "apoyar a Rusia o quedarse al margen en esta guerra contra la civilización se está volviendo totalmente inaceptable".

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró que el abastecimiento de modernos tanques a Ucrania anunciado por Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido puede “marcar una diferencia significativa” en la guerra contra Rusia.

“Acojo con gran satisfacción el liderazgo del presidente estadounidense, Joe Biden, y el de Estados Unidos, en el suministro de tanques Abrams a Ucrania”, indicó Stoltenberg en un mensaje en su perfil oficial en Twitter. El político noruego aseguró que “los aliados de la OTAN estamos unidos en nuestro apoyo a la autodefensa de Ucrania” y afirmó que, “junto con el (tanque) Challenger del Reino Unido y el Leopard 2 de Alemania, esto puede marcar una diferencia significativa en la lucha contra Rusia”.

Moscú minimiza el plan de Occidente

Frente al agradecimiento de Ucrania por recibir carros de combate modernos de Occidente, el Kremlin ha asegurado este miércoles que "es un plan destinado al fracaso".

El portavoz, Dmitri Peskov, sostuvo que los suministros de carros de combate están "sobrevalorados" y no darán a las Fuerzas Armadas ucranianas la ventaja deseada. Además reiteró que los tanques occidentales "arderán" en Ucrania, al igual que lo han hecho otras armas extranjeras.

El embajador ruso en Berlín, Serguéi Nechaev, afirmó que Alemania ha renunciado definitivamente a "su responsabilidad histórica", en alusión a la Segunda Guerra Mundial.

"La decisión de Berlín significa la renuncia definitiva de la República Federal de Alemania a reconocer la responsabilidad histórica ante nuestro pueblo por los terribles crímenes del nazismo durante la Gran Guerra Patria que no prescriben", señaló. Según él, se trata de una "decisión extremadamente peligrosa" que "lleva el conflicto a un nuevo nivel de confrontación".

Su homólogo en EEUU, Anatoli Antónov, recalcó por su parte que no habrá "justificación" a la posible entrega de tanques Abrams a Kiev, y que nadie debería "hacerse ilusiones sobre quién es el auténtico agresor en ese conflicto".