Un paquete sospechoso provoca el cierre de la Cancillería alemana

La policía levanta el cordón policial tras corroborar que el objeto, que llegó por envío postal, no contenía explosivos

berlin

La policía alemana ha levantado poco antes de las 11.00 horas el cordón de seguridad establecido en torno a sede de la Cancillería en Berlín ante la presencia de un envío postal sospechoso, tras comprobarse que no contenía explosivos.

Un portavoz policial informó del fin de la alerta sin dar datos del contenido del envío que desató la alarma.

Durante el control rutinario que se realiza de cualquier sobre o paquete que lleva como destinatario la Cancillería alemana se habían detectado anomalías en un envío y la policía federal decidió acordonar la zona.

A pesar de la alarma, el Consejo de Ministros se celebró con normalidad.