Un libro rescata del olvido a Andrés de Urdaneta, el fraile español que en 1565 unió Asia y América

El fraile agustino fue el descubridor del Tornaviaje, una travesía histórica que inició la primera globalización de la Era Moderna

Mapa 'Maris Pacifici'

Museo Naval de MadridMapa 'Maris Pacifici'

El periodista y docente Carlos Pérez Ariza ha presentado este martes el libro Andrés de Urdaneta en su Tornaviaje. Mar de Valientes, con el que rinde homenaje a un personaje "injustamente olvidado" a pesar de que en 1565 logró la "hazaña náutica" de unir Asia con América.

Esa ruta, denominada Tornaviaje, fue un anhelo de los navegantes, muchos de los cuales murieron en el intento, y cuando Urdaneta la estableció siendo fraile agustino con 54 años se creó una ruta segura en el Pacífico para el comercio que funcionó durante casi tres siglos, desde la lejana Capitanía de las Filipinas con América y España.

Imagen del libroEl libro, presentado en Sevilla a bordo de la Nao Victoria 500, una réplica del primer barco que dio la vuelta al mundo, narra el viaje entre Filipinas y México atravesando el océano Pacífico de junio a octubre de 1565, que inauguró la ruta definitiva del famoso Galeón de Manila.

El autor recuerda que, obedeciendo la orden directa de Felipe II, Andrés de Urdaneta condujo a la nao San Pedro, de 500 toneladas, en una travesía histórica, que inició la primera globalización de la Era Moderna.

Las incidencias ocurridas a bordo durante los cuatro meses y una semana de navegación en el año 1565, entre el puerto de Cebú en Filipinas y el de Acapulco en la Nueva España/México, son el hilo conductor del relato histórico.

Allí ocurren todo tipo de vicisitudes a la tripulación en tan prolongada navegación por una ruta desconocida hasta entonces al Norte del paralelo 40º, y en el texto se incluye una historia de amor a bordo y una trama de espionaje para apropiarse de la nueva Carta de Navegación, un secreto de Estado, subraya Pérez Ariza.

La novela recorre la intrincada vida del protagonista, Andrés de Urdaneta, desde sus días como aprendiz al lado de Juan Sebastián Elcano, con apenas 17 años, y, sobre todo, su papel de conductor de la nao San Pedro en su primer Tornaviaje.

Urdaneta "ha sido injustamente olvidado y escasamente valorado entre la inmensa nómina de héroes de aquellos años de descubrimientos", ha resaltado el autor, profesor honorario de la Universidad de Málaga y exvicerrector de Comunicación de la institución docente.

Además de su protagonista, en la novela tienen un papel destacado en la obra la joven Leonor, encargada de ilustrar la Carta de Navegar, quien vive una apasionada historia de amor a bordo, y la reina de Inglaterra, Isabel I, quien urde el plan para hacerse con una copia de la ruta desde su palacio en Londres.

Sobre el autor de esta publicación