Sin Benzema, Hazard participó en los goles

Hazard, en acción en el partido contra el Celtic

EFEHazard, en acción en el partido contra el Celtic

Karim Benzema, manco en cien lepantos, se quedó cojo a la media hora de partido. Demasiada desventaja para el Madrid. Fue sustituido por Hazard, que tardó unos minutos en desaprovechar la ocasión de gol. Para compensar tal deficiencia le cedió a Vinicius un balón que pudio haber sido gran gol. De la misma manera que el guardameta escocés salvó a su equipo, con anterioridad, Courtois hizo lo propio, es decir, lo de siempre, y salvó el gol del Celtic cuando Habada se le presentó solo para marcar. No fue únicamente el acierto del portero madridista lo que potenció la igualada. También MacGregor estrelló un gran remate en un palo. El Madrid tardó media hora en disparar a gol y lo hizo Valverde. Después, en cuatro minutos de la segunda parte, Vinicius y Modric levantaron la victoria. Hazard la remachó.

El Celtic salió a presionar en todo el campo y el Madrid pasó apuros para quitarse de encima a los atacantes blanquiverdes. Pero con tranquilidad pudo hacerse con el balón y con ello equilibrar el juego. La defensa se mostró segura y Kross ejerció de maestro concertador. Tchouameni ejerció de Casemiro y lo hizo notablemente. No perdió balones y supo estar en el lugar de la escoba siempre bien colocado e incluso se permitió llegar a posiciones de ataque.

Hasta el descanso no se pudo pronosticar la victoria de uno de los contendientes. Luego, el Madrid en cuatro minutos se hizo con el triunfo. El primer gol, con participación de Hazard y pase final de Valverde, Vinicius, que anteriormente no había aparecido, estuvo en el lugar adecuado y marcó. Después llegó el tanto de Modric en jugada en que también apareció Hazard, quien con estas intervenciones tal vez se pueda pensar que tenga más minutos de los que hasta ahora ha contado. Su gol, marcado en jugada con centro de Carvajal fue la justificación de su aparición tras Benzema.

Benzema no fue el único cambiado por lesión ya que tras el descanso Rudiger ocupó el lugar de Militao y el equipo no perdió potencialidad. Tchuameni dejó su puesto a Camavinga con lo que Ancelotti juega a mantener vivos a los hombres que pueden cubrir la zona.

El Real Madrid no goza de los aprecios de las firmas de apuestas del Reino Unido y razón por la cual no figura entre los favoritos para ganar la Liga de Campeones. Tampoco lo fue el año pasado y fue campeón.

Anoche en Glasgow ante el Celtic, un clásico del torneo y una vez campeón, tenía el primer test de la campaña. Era la primera vez en que Tcchuameni iba a correr con la responsabilidad de que el brasileño no dejara demasiada huella. El Madrid ha vivido cien años con cambios de jugadores importantes y siempre ha quedado constancia de que lo importante es el equipo independientemente de quienes lo formen o se ausenten.

Ancelotti no optó por los grandes cambios. En las alineaciones siempre ha sido conservador y, de nuevo, acertó.

Sobre el autor de esta publicación

Julián García Candau

Nació en Vila-real (Castelló). Periodista.

Fue jefe de Deportes de “Ya”. Jefe de Deportes, Redactor Jefe y cronista parlamentario de “El País”. Director de Deportes de Televisión Española. Director de Deportes de la Agencia EFE. Director del diario “AS”. En la actualidad es colaborador de “Levante”.

Libros: “Santana”, “El fútbol sin ley”, “Historia de los Mundiales”, “Madrid-Barça- Historia de un desamor”, “La moral del Alcoyano”, “Bernabéu, el presidente”, “Celos, amor y muerte. Tragedias y pasiones del toreo” y “El deporte en la Guerra Civil”. Este libro el 26 de abril de 2008, el Premio de la Crítica en Valencia.

Ha colaborado en la Enciclopedia Espasa y en varios libros de diversos autores, entre ellos, “Historia de los espectáculos en España” y “Periodismo especializado”. En la actualidad es el único periodista en activo que informó de la victoria de la selección española de fútbol en la Copa de Europa en 1964. Posteriormente, asistió a las de 1968, 1980 y 2004.

Ha sido cronista de partidos de la selección española de fútbol desde 1963. Es el periodista deportivo que más crónicas ha dedicado al equipo nacional.

Ha sido enviado especial en campeonatos del Mundo de Alemania-74, Argentina-78, España-82, México-86, Italia-90, Estados Unidos-94, Francia-1998 y Alemania 2006.

Ha dirigido cursos de verano en la Universidad Menéndez y Pelayo de Santander y Juan Carlos I en Ronda, sobre cuestiones deportivas.

Ha pronunciado conferencias sobre deportes, olimpismo y lenguaje deportivo en diversas universidades españolas. Formó parte de la Comisión de Prensa del Comité Olímpico Internacional durante cinco años.

En 1975 le otorgaron el Premio Promosport en San Sebastián.

En 1989, recibió el Premio de Periodista del Año de “El Mundo Deportivo” de Barcelona.

En 1992 le fue concedido el premio Víctor de la Serna de la Asociación de la Prensa de Madrid. Es el único periodista deportivo que lo posee.

En 2006, le fue otorgada la medalla de plata el Mérito Deportivo. También fue distinguido con la Medalla del Barón de Coubertin que concede el Comité Olímpico Internacional.