La Liga, con libertad condicional

Selección de Qatar

EFELa anfitriona del mundial Qatar 2022 aterriza en León para un amistoso

Hemos aceptado que la presente Liga va a ser muy especial porque está alterada por el Mundial de Qatar que se diputará cuando le campeonato nacional no haya alcanzado el tercio de partidos oficiales y pondrá sobre la responsabilidad de los entrenadores fórmulas nunca conocidas. Esta temporada gozará de libertad condicional. De algunos clubes desparecerán futbolistas integrados en la selección nacional. Cuando regresen necesitarán descanso que tendrá el número de días de acuerdo con los partidos que el equipo nacional haya disputado.

La Liga se reanudará con las uvas y habrá clubes que, evidentemente, no podrán alinear a los jugadores mundialistas. El torneo nacional tendrá equipos completos y conjuntos con bajas lo que no deja de ser anomalía. La vuelta a la competición tendrá, además, el inconveniente de que los clubes que hayan mantenido en casa a su plantilla deberán acudir a una preparación casi al modo de pretemporada. Aunque se concreten partidos amistosos durante el parón nunca será lo mismo que la formalidad de la competición. Este comienzo de temporada tiene dos problemas. El primero, las reservas mentales de algunos futbolistas que estarán pensando en el Mundial tanto como en su club. En otros años, el Mundial está al final de los torneos nacionales y se ve con más lejanía. Quienes acudan al campeonato de Qatar regresarán a la espera con descanso de alguna semana, para volver a formar junto a sus compañeros de equipo. Los clubes sin internacionales tendrán alguna pequeña ventaja por las bajas del adversario.

La aceptación de la sede catarí tiene como motivo fundamental el económico. Los demás condicionantes no fueron tenidos en cuenta cuando se votó en favor de tal propuesta. Noviembre y diciembre detendrán la Liga y la reanudación tendrá más inconvenientes de los que a priori se pudieron estudiar. No será extraño que a principios del año veamos alineaciones un tanto extrañas debido a los cambios a que se verán obligados los entrenadores.

Posdata. Estaba pronosticado. Ya ha comenzado la polémica entre Madrid y Barcelona por el Balón de Oro. En los medios informativos barceloneses ya suena el nombre de Lewandowski.

Sobre el autor de esta publicación

Julián García Candau

Nació en Vila-real (Castelló). Periodista.

Fue jefe de Deportes de “Ya”. Jefe de Deportes, Redactor Jefe y cronista parlamentario de “El País”. Director de Deportes de Televisión Española. Director de Deportes de la Agencia EFE. Director del diario “AS”. En la actualidad es colaborador de “Levante”.

Libros: “Santana”, “El fútbol sin ley”, “Historia de los Mundiales”, “Madrid-Barça- Historia de un desamor”, “La moral del Alcoyano”, “Bernabéu, el presidente”, “Celos, amor y muerte. Tragedias y pasiones del toreo” y “El deporte en la Guerra Civil”. Este libro el 26 de abril de 2008, el Premio de la Crítica en Valencia.

Ha colaborado en la Enciclopedia Espasa y en varios libros de diversos autores, entre ellos, “Historia de los espectáculos en España” y “Periodismo especializado”. En la actualidad es el único periodista en activo que informó de la victoria de la selección española de fútbol en la Copa de Europa en 1964. Posteriormente, asistió a las de 1968, 1980 y 2004.

Ha sido cronista de partidos de la selección española de fútbol desde 1963. Es el periodista deportivo que más crónicas ha dedicado al equipo nacional.

Ha sido enviado especial en campeonatos del Mundo de Alemania-74, Argentina-78, España-82, México-86, Italia-90, Estados Unidos-94, Francia-1998 y Alemania 2006.

Ha dirigido cursos de verano en la Universidad Menéndez y Pelayo de Santander y Juan Carlos I en Ronda, sobre cuestiones deportivas.

Ha pronunciado conferencias sobre deportes, olimpismo y lenguaje deportivo en diversas universidades españolas. Formó parte de la Comisión de Prensa del Comité Olímpico Internacional durante cinco años.

En 1975 le otorgaron el Premio Promosport en San Sebastián.

En 1989, recibió el Premio de Periodista del Año de “El Mundo Deportivo” de Barcelona.

En 1992 le fue concedido el premio Víctor de la Serna de la Asociación de la Prensa de Madrid. Es el único periodista deportivo que lo posee.

En 2006, le fue otorgada la medalla de plata el Mérito Deportivo. También fue distinguido con la Medalla del Barón de Coubertin que concede el Comité Olímpico Internacional.