El Camp Nou pasarela y goles

Los jugadores del Barcelona celebran un gol en el Gamper

EUROPA PRESSLos jugadores del Barcelona celebran un gol en el Gamper

El Camp Nou convertido en pasarela futbolística contó con la presencia de 83.000 espectadores. A Laporta le habría gustado decir “ya estamos todos”, pero ni siquiera en noche tan feliz pudo añadir una palanca más con la que considerar que el Barça ya tiene todas las lecciones aprendidas. El césped fue pasarela de ejemplos con futuro y de hombres a quienes cabe despedir. Estuvieron todos. Los que están y los que tienen la puerta abierta. Pero Xavi no renunció a poner en liza a las grandes figuras contratadas. Por la pasarela pasaron Lewandowski que marcó su primer gol y participó en las jugadas más emocionantes del partido. Regresó Ansu Fati del que hay que esperar má tiempo para que regrese del todo. Apareció Piqué que había sido incógnita durante unos días. Debutó Koundé la firme esperanza para la defensa.

Jugó brillantemente De Jong quien demostró que es jugador de primer orden y del que prescindir, salvo por cuestión económica es error. Acabó su reivindicación con un gol.

Llegaron los goles y se multiplicó en esta función Pedri. Hubo conexión entre la zaga adelantada y el centro del campo y, sobre todo, peligros constantes entre los hombres el ataque. Dembelé volvió a marcar como lo hizo Aubameyang y trató de dejarse ver Memphis Depay.

Fue noche para que Laporta se sintiera eufórico por el resultado aunque no se puede pasar por alto que el equipo mexicano Pumas no es de la prestancia propia de los que será la Liga de Campeones. El Barça se adjudicó el trofeo Gamper y se ganó la ilusión del culerismo. Laporta, que ha presumido de haber ingresado 868 millones de euros, aún tiene pendiente el fichaje de Marcos Alonso para que Alba tenga quien le ponga las peras al cuarto.

Posdata. El Atlético tuvo que jugar en Turín su partido aplazado contra la Juve. Morata se exhibió ante quienes han sido sus compañeros más recientes con tres goles, El 4-0 del Atlético es mensaje a tener en cuenta.

Sobre el autor de esta publicación

Julián García Candau

Nació en Vila-real (Castelló). Periodista.

Fue jefe de Deportes de “Ya”. Jefe de Deportes, Redactor Jefe y cronista parlamentario de “El País”. Director de Deportes de Televisión Española. Director de Deportes de la Agencia EFE. Director del diario “AS”. En la actualidad es colaborador de “Levante”.

Libros: “Santana”, “El fútbol sin ley”, “Historia de los Mundiales”, “Madrid-Barça- Historia de un desamor”, “La moral del Alcoyano”, “Bernabéu, el presidente”, “Celos, amor y muerte. Tragedias y pasiones del toreo” y “El deporte en la Guerra Civil”. Este libro el 26 de abril de 2008, el Premio de la Crítica en Valencia.

Ha colaborado en la Enciclopedia Espasa y en varios libros de diversos autores, entre ellos, “Historia de los espectáculos en España” y “Periodismo especializado”. En la actualidad es el único periodista en activo que informó de la victoria de la selección española de fútbol en la Copa de Europa en 1964. Posteriormente, asistió a las de 1968, 1980 y 2004.

Ha sido cronista de partidos de la selección española de fútbol desde 1963. Es el periodista deportivo que más crónicas ha dedicado al equipo nacional.

Ha sido enviado especial en campeonatos del Mundo de Alemania-74, Argentina-78, España-82, México-86, Italia-90, Estados Unidos-94, Francia-1998 y Alemania 2006.

Ha dirigido cursos de verano en la Universidad Menéndez y Pelayo de Santander y Juan Carlos I en Ronda, sobre cuestiones deportivas.

Ha pronunciado conferencias sobre deportes, olimpismo y lenguaje deportivo en diversas universidades españolas. Formó parte de la Comisión de Prensa del Comité Olímpico Internacional durante cinco años.

En 1975 le otorgaron el Premio Promosport en San Sebastián.

En 1989, recibió el Premio de Periodista del Año de “El Mundo Deportivo” de Barcelona.

En 1992 le fue concedido el premio Víctor de la Serna de la Asociación de la Prensa de Madrid. Es el único periodista deportivo que lo posee.

En 2006, le fue otorgada la medalla de plata el Mérito Deportivo. También fue distinguido con la Medalla del Barón de Coubertin que concede el Comité Olímpico Internacional.