Tres oros en una jornada

EFELos jugadores de la selección española de waterpolo tras recibir la medalla de oro

¿A quién pedimos partido? El domingo, el deporte español estuvo a Rolex más que a setas. Fue jornada entusiastica dados los éxitos conseguidos. Carlos Sáinz consiguió su primera victoria en Fórmula 1, triunfo que desde Femando Alonso nos quedaba en la memoria de las hemerotecas. Las chicas del fútbol sala ganaron el campeonato de Europa a las portuguesas y con ello confirmaron el progreso que en este deporte, tanto en sala como en el césped han justificado plenamente que se les tenga en consideración, algo que hace unos años no estaba ni en los pronósticos más esperanzadores. Por si faltaba un podio lo conquistaron los muchachos del waterpolo, que siempre han estado en la zona puntera de esta disciplina tanto en pruebas olímpicas como en europeas y mundialistas. En esta ocasión ganaron el Mundial a los italianos en el esfuerzo mental del lanzamiento de los penaltis.

Nunca se ha dado la circunstancia de que en la misma jornada suba la bandera al mástil más alto y suene el himno nacional tres veces para homenajear a los campeones. Carlos Sainz se había asomado en varias ocasiones a los puestos delanteros de la Fórmula 1, pero parecía que el triunfo final se le resistía incluso al extremo de hacer pensar que su futuro estaba sólo en los puestos de consolación. Quienes tuvieron fe en él acertaron plenamente. No es que de ahora en adelante se le suponga que nuevamente ha de estar en lo más alto del podio porque en este deporte ganar es muy difícil. No cuenta solamente la valía del conductor, sino que el automóvil que se conduce ha de estar en perfectas condiciones para que se pueda llegar al banderazo de victoria.

Las mujeres son en nuestro país la estampa más creíble en cualquiera de los deportes. Se da la circunstancia de que triunfan en disciplinas colectivas pese al carácter individualista de que siempre han hecho gala nuestros competidores.

El waterpolo es disciplina con la que siempre hay que contar a la hora de sumar en el medallero. En este deporte han crecido deportistas de amplio historial y trayectoria ética ejemplar. Lo del domingo no fue un milagro por mas que se considere lo difícil que es sumar tanto oro en tan pocas horas.

Posdata. En Valencia se preguntan ¿a qué se debe el favor que moralmente presta Javier Tebas a los dirigentes del Valencia Club de Fútbol al que están arruinando y condenando a la quiebra? ¿Hay razones ocultas?

Sobre el autor de esta publicación