¡Qué tiempos aquellos!

FC Barcelona

FC BarcelonaFC Barcelona

¡Qué tiempos aquellos en los que el Fútbol Club Barcelona tenía créditos blandos de los bancos catalanes porque todos sus dirigentes querían estar en el palco del Camp Nou! Aquellos tiempos propiciaban grandes fichajes y se aspiraba a ganar toda clase de títulos. En el fútbol y en el resto de las disciplinas deportivas en las que siempre ha participado la entidad. No había agobios. Han cambiado tanto los tiempos que incluso algunas de las entidades bancarias de la plaza han desaparecido. En los años en que el capitán general de Cataluña, Joaquín León Miláns del Bosch y Carrió, sancionó a la entidad y la dejó sin poder participar, cuando acabó el castigo tenía en la Banca Jover los dineros que no habría conseguido con Las Corts abierto y jugando partidos oficiales.

Han cambiado los tiempos y ahora hay que buscar los dineros debajo de los cimientos del palco presidencial. Joan Laporta ha conseguido mejorar la situación y con ello poder contratar a los jugadores que pretende porque ingresa, de golpe, 200 millones de euros por la venta del 10 por ciento de los derechos de televisión durante 25 años.

La operación permite levantar cabeza y afrontar las necesidades más perentorias. Con ello suprime del balance los números negativos y puede acudir al mercado con la complacencia de la Liga de Fútbol Profesional. La operación es gran alivio financiero, pero ello significa que durante veinticinco años los ingresos televisivos estarán hipotecados.

El Barça no quiso aceptar la ayuda de la Liga con el programa en el que tendría euros suficientes para no poner en venta los ingresos prominentes de televisión, publicidad y otros ingresos de la mercadotecnia, Laporta ha dado un paso al frente con esta operación. Previamente ya consiguió un crédito de 500 millones de Goldman Sachs. Junto a estos auxilium pecatorum están la venta de jugadores y parece que lo de Lengflet ya está bien encaminado. La entidad ha de vender y, al tiempo, rebajar el apartado de gastos especialmente los de la plantilla profesional.

Posdata. Dembelé aún no ha renovado el contrato y parece que en otros lares no halla emolumentos mayores que los que le ofrece el Barça.

Sobre el autor de esta publicación