Alcaraz ya cae bien en Wimbledon

El español Carlos Alcaraz muestra su alegría en un punto del partido frente al alemán Jan-Lennard Struff en la primera ronda del torneo de Wimbledon

EFECarlos Alcaraz muestra su alegría en un punto del partido frente al alemán Jan-Lennard Struff en la primera ronda del torneo de Wimbledon

Debú con aplausos de crítica y público. Carlos Alcaraz salvó brillantemente el primer gran test de Wimbledon. Venció al alemán Struff y se ganó la simpatía del público del viejo recinto tenístico inglés. Tuvo que llegar al quinto set y adjudicarse el cuarto en desempate. Alcaraz, al principio, pareció impresionado por el potencia del germano, pero no se arredró a pesar de tener desventaja en el marcador.

Struff posee un gran servicio, pero el de Alcaraz es mucho más certero. El alemán consigue saques directos impresionantes, pero los combina con dobles faltas. El murciano acabó mostrando superioridad en los servicios. En hierba el español se desenvolvió como si fuese el escenario en el que ha crecido. Supo jugar inteligentemente además de afirmarse en la potencia de sus golpes. El germano cometió grandes errores con el revés y ello le costó el partido.

Los partidos en hierba han estado tradicionalmente destinados al saque y la volea y, no obstante, el estilo ha cambiado e incluso jugadores jóvenes como Carlos se atreven a pelotear. El español y el alemán protagonizaron jugadas propias de los encuentros en tierra batida. Los momentos en que intercambiaron golpes, restados casi inverosímilmente, crearon en el ambiente un público entusiasmado. Pero los momentos de gran fervor fueron para el español.

Al debú de Alcaraz hay que ponerle nota de sobresaliente. Con el modo en que derrotó al germano hizo pensar que con Nadal pondrán el tenis español, conjuntamente, en la orla de Wimbledon. El primer paso ya está dado.

Posdata. El mercado futbolístico apenas se mueve. No importa. Esta semana, con Wimbledon y el comienzo del Tour tenemos suficientes emociones.

Sobre el autor de esta publicación