El Covid suspende media liga inglesa

Liga inglesa

premier league

“Aviso para barcos pesqueros y navegación de cabotaje. El fútbol puede toparse con nuevas restricciones”. Lo dije hace menos de un mes y hoy hay que añadir que en la Premier, es decir, la Liga inglesa, han comenzado a suspender partidos. Han tomado carrerilla y ya no hay un solo encuentro que no corra el peligro de que el Covid continúe aumentando los aplazamientos. Hay peligro de suspender la competición al completo. En España ya hemos vivido un partido de baloncesto, el Real Madrid se ha visto acosado por varios contagios de jugadores y en el Valencia han padecido lo mismo. El virus continúa amenazando y las perspectivas no son alentadoras, sino todo lo contrario. Lo que está ocurriendo en Inglaterra podría traspasarse a otras ligas y una de las que está en constante y perverso avance es la española.

Jorgen Klupp, entrenador del Liverpool, ha dicho que no ve conveniente la suspensión total porque después el virus continuaría libre y las amenazas no habrían desaparecido. En algunas autonomías españolas han comenzado a establecer la norma de pedir certificado de vacunación para acceder a determinados locales. Si tal medida es la adecuada resulta claramente inapropiada para el fútbol porque solicitar tales certificados a miles de personas sería casi imposible.

Los clubes en los que ha habido algún caso se verán obligados a controlar exhaustivamente al resto de miembros de la plantilla profesional en la que entran, además de los futbolistas, entrenadores, preparadores físicos, fisioterapeutas e incluso los médicos que habitualmente cuidan de los jugadores.

La suspensión de la Liga volvería a ser grave problema económico para los clubes y entre estos tal vez los más perjudicados serían aquellos que practican su deporte en canchas cerradas. El fútbol al aire libre tiene la ventaja inicial de la ventilación, pero también el inconveniente de que no hay manera de guardar la distancia social que se recomienda.

En Inglaterra, el Manchester United ha cerrado los entrenamientos después de la suspensión de varios de sus partidos. Las normas de la Premier recomiendan el uso frecuente de las mascarillas en interiores, es decir los vestuarios, el distanciamiento social y la limitación de los tiempos de entrenamiento. Parece que van en serio.

Posdata. Los intermediarios futbolísticos manejaron 452 millones de euros en comisiones en la pasada temporada. En España la cifra fue de 30,8. No es mal negocio el de Jorge Mendes y Raiola entre otros magnates de la mediación. Solo son cifras oficiales.

Sobre el autor de esta publicación