Xavi, compás de espera

Barcelona Espanyol

| EFE

El regreso de Xavi al Barça no ha sido un gran revulsivo. La primera puesta en escena, nada menos que en el derbi de la ciudad, es decir contra el Espanyol, no sirvió para notar variaciones importantes. No hubo sensación de que algo había cambiando. Probablemente, es pronto para pensar en que el nuevo entrenador varíe el rumbo de la nave. El barcelonismo está ilusionado con la vuelta de quien fue el mejor piloto que ha tenido la nave en muchos años. Pero antes de hacer planteamientos de futuro conviene tener en cuenta que al Barça actual le falta un Xavi en el centro del campo y también otro Iniesta. A partir de esta propuesta, que es prácticamente imposible de llevar a cabo, porque en el mercado no hay Xavis ni Iniestas, ni tampoco en el club dineros para invertir, queda paciencia y barajar.

Cualquier madridista irónico tal vez pueda afirmar que Xavi ha sido revulsivo para el Madrid porque en Granada se hizo el amo con claridad goleadora y no como en otros encuentros en que ha costado marcar goles. Ancelotti ha encontrado la tecla y el piano madridista funciona sin desafinaciones notables. Cuenta cada día más el modo en que Vinicius está respondiendo. Después de esperarle se puede afirma que ha llegado y con las características de brasileño encantador de serpientes como se esperaba de él. El Madrid había cifrado todo su empuje en el crecimiento técnico y táctico de Benzema y se ha encontrado con que Vinicius es la revolución deseada. En el centro del campo total mando en plaza con Kroos, Modric y Casemiro. El entrenador del Granada, Robert Moreno, perdió los nervios y el equipo además perdió un jugador. El entrenador no está teniendo mucha fortuna la frente del Granada donde se echa de menos al anterior técnico que lo llevó por sendas que entusiasmaron a la afición. Robert Moreno está en la lista de los posibles despedidos.

La parte dramática de la Liga va a estar sometida a grandes vaivenes. El Elche, que en principio parecía protegido por sus buenos resultados de principios de temporada, ya está al borde del precipicio. Perder en casa (0-3) con el Betis obliga a reformular el futuro. Por el contrario, el Getafe de la mano de Sánchez Flores dio un salto espectacular al derrotar de manera poco compasiva al Cádiz. El 4-0 sirve para que los getafenses se vuelvan a hacer la ilusión de continuar en Primera y el Cádiz no parece el del año pasado. Se apunta al drama del descenso.

Posdata. Javi Calleja hizo el milagro de salvar al Alavés en la pasada campaña. En la presente comenzó de manera más que angustiosa y ya hay síntomas de que se puede repetir la hazaña.