Balón de Oro sin aspirante español

Benzemá balon de oro

Lionel Messi se ha ido a Francia donde  se decide el Balón de Oro, pero allí no tiene los apoyos que tendría de ser francés. Mientras jugaba en el Barça contaba con el voto de gentes de varios continentes y Francia no era el factor definitivo.  Ahora se está produciendo la circunstancia de que a quien se propone con bastante entusiasmo en España es a Benzema, que en su país nunca ha tenido el favor de los medios. En la lista de los grandes está naturalmente Levandowski, pero según se deduce por los gustos de quienes votan, y más aún por lo que se oye y lee, nos estamos topando de nuevo con la candidatura de Messi. Mientras a Benzema se le concede el importante honor de ser campeón con Francia, Messi lo ha sido con Argentina en la Copa América y, además, ha ganado la Copa del Rey en España con la camiseta del Barcelona.

La presencia de Messi en la lista de los posibles, al no enfrentarse  simbólicamente a Cristino Ronaldo, rompe las costumbres de la última decena de años en que cada vez no veíamos en la polémica sobre quien merecía el galardón.

Desde el punto de vista español hay que volver a lamentar el hecho de que no tenemos a un aspirante a tal galardón. Desde que lo consiguió Luis Suárez Miramontes no hemos vivido otra gloria que la de Di Stefano, que era argentino. Luis Suárez fue premiado cuando militaba en el Inter de Milán, club al que todavía pertenece, en labores de dirigente en la sombra, lo que demuestra hasta qué punto fue apreciado quien durante años fue llamado Luisito.

El fútbol español perdió la oportunidad de que la gloria llegase al barcelonista Xavi o a su compañero Iniesta. Ciertamente, los votantes periodistas, entrenadores y capitanes de equipos obviaron en su momento las exhibiciones de ambos futbolistas. Probablemente, siempre nos ha faltado un conseguidor de votos. Nunca ha habido un gran diplomático, con mano izquierda y hábil para lograr consensos y hasta contratos sustanciosos, para que llegaran votos a los jugadores españoles. Estoy seguro de que el Barcelona nunca supo hacer campaña por uno de los dos citados. Durante años le bastó con Messi, que también era suyo. Sin que haya quienes se ofrendan permítanme decir que si uno de los dos hubiera sido madridista desde el Bernabéu se habría sabido manejar los hilos para que el premio cayera en Cataluña o La Mancha. También en el Bernabéu hubo distracciones en favor de Cristiano.

Posdata. El Getafe es el club más joven de Primera. Se hizo un hueco y esta temporada parece que lo quiere perder.