Semana europea con grandes dudas

La semana se anuncia prometedora. O tal vez llena de incertidumbres. Real Madrid, Barcelona y Villarreal tienen los partidos de mayor compromiso porque sus más inmediatos antecedentes no han sido satisfactorios. El Atlético de Madrid, que juega en casa, tiene un encuentro de alta tensión porque el adversario es el Liverpool. No obstante, el conjunto madrileño es muy fiable y hay que concederle cierto favoritismo ante los ingleses. Tal vez se debe tener confianza en el Sevilla que cada día se muestra más fuerte y cabe pensar en resultado favorable en Lille. El Villarreal, que no merece mucha confianza porque tanto en el empate en casa contra el Atalanta, como en su última derrota en El Madrigal frente a Osasuna. no parece el equipo en el que cabía poner mucha confianza y el Young Boys suizo es gente en su campo. El Barcelona, que con la reaparición de Ansu Fati da la impresión de que se ha revalorizado, debe ganar en el Camp Nou a Dinamo de Kiev.

Los dos grandes test están en los tenidos como los más grandes. Si bien el Barça ha recuperado ánimo del que carecía y sistema de juego menos empalagoso y más vertical, debe justificar su mejoría ya que frente al Valencia se ayudó con un penalti, que aún sigue siendo considerado más que dudoso, y sólo con Ansu Fati no se puede viajar por Europa. Creo que la alineación de Coutinho puede aportar más presencia en la armonización del ataque y la presencia en el área. En el Camp Nou se sueña con que el gran fichaje de hace unos años comience a justificar a quienes creyeron en él.

El Madrid está en situación muy desfavorable en la competición porque su tropiezo en el Bernabéu con el Sheriff ha puesto en cuestión la siempre válida teoría de que la competición europea es su estado natural. El entrenador ha recuperado para este partido ante el Shakhtar a varios de los lesionados. Ancelotti recupera a Mendy para el lateral izquierdo pero continúa sin poder contar a pleno rendimiento con Hazard. Del belga ha dicho que está cansado de sus constantes problemas físicos, pero quienes deben estar más que cansados, agotados, son los dirigentes del club y los aficionados que han visto en él frustración permanente.

Europa es ocasión para que algunos de los representantes el fútbol español despejen las dudas que les agobian.

Posdata. España es país en el que inesperadamente surgen deportistas singulares. Esta semana la alegría la ha aportado la catalana Paula Badosa, que ha ganado un gran torneo internacional ante una de los mejores jugadoras del mundo.