Más dolor por Messi que por Ramos

Algunos colegas madrileños están apesadumbrados por la permanente inacción de Sergio Ramos en el PSG. En los algunos medios españoles se ha anunciado la recuperación física del futbolista y hasta se ha llegado a plantear la pregunta del millón: ¿Debería Luis Enrique citarle de nuevo para la selección? Sergio ha dejado en Madrid muchos amigos y admiradores que se precipitan al anunciar la pronta reaparición y juntamente se plantean la pegunta de sus a los 36 años, con una lesión que le persigue meses aún está en condiciones de codearse con los jóvenes que está reclutando el seleccionador.

Tengo la impresión de que hay más dolor en Madrid por la pérdida de su central que en Barcelona por la del gran arquitecto Messi. A la larga creo que será más sensible la pérdida del argentino que la del camero. Sergio ha tenido constancia y ha batido algunos récords. Ello no ha sido suficiente para que el club aceptara sus condiciones para la renovación del contrato. En la partida de ambos jugadores probablemente han perdido ellos y sus clubes. El Madrid no cuenta con una capitán que tanto ejercía de ello y daba presencia de ánimo a pesar de que en la última temporada anduvo poco afortunado a pesar de que trató disimular sus carencias con llegadas al área rival en busca del gol que le salvara. Su fichaje por el PSG no ha supuesto merma económica para el Madrid y por el contrario la partida de Messi ya le está costando dineros al Barça.

Sergio cometió el error de tensar la cuerda con Florentino Pérez y salió perdiendo. En el Madrid habría muchos aficionados deseando su regreso a la zaga, algo que no debe ocurrir en París puesto que allí aún no se ha dejado ver. En el Madrid, Cristiano Ronaldo sigue figurando pese a su fichaje por el Manchester United. Incluso todavía cuenta con patrocinadores de su figura para el “Balón de Oro”. Los viejos exfutbolistas a quienes oigo se inclinan por Messi. Se mantiene la rivalidad pese a que ambos están fuera de nuestras fronteras.

Posdata. Vuelve la Liga en vísperas de la de Campeones. En el Camp Nou Koeman y Bordalás pasan examen.