Liga de Campeones con muchas dudas

La Liga de Campeones llega para los equipos españoles en momentos de duda. El Barcelona, aunque pareció que tomó fuerza con la reaparición de Ansu Fati. no ha dejado de ser un equipo en el que el entrenador no ha encontrado el once fiable. El Madrid ha creído encontrar en Vinicius fortaleza suficiente para buscar por su banda el camino de la victoria. El Villarreal se lució en el Bernabéu aunque no ganó y continua teniendo problemas para encontrar el gol. El Atlético de Madrid pifió en Vitoria frente al Alavés, equipo que no había conseguido ningún punto. El Sevilla se mantiene con aspiraciones en la Liga se las ha de ver con el Wolsburgo, equipo alemán lo que siempre es adversario peligroso.

De los cinco es el Madrid el teóricamente con menos peligro porque se enfrenta al Sheriff, equipo moldavo que parece salido de las antiguas bolas frías y calientes. El Madrid que recibió lecciones ante el Villarreal, por tradición, siempre se manifiesta distinto en la gran copa europea. Se suele decir que es su competición y los títulos lo acreditan y no parece que vaya a sufrir para sumar los tres puntos.

El Atlético tiene en Milán al peor de los adversarios porque no deja de ser un conjunto italiano con todas sus virtudes y defectos que, probablemente, le pondrán el partido con muchas dificultades.

El Barça tiene que demostrar que la aparición de Ansu Fati es suficiente para que el equipo entre en evolución. El Benfica es conjunto con amplio y digno historia europeo y no será fácil ganarle. El Manchester United y el Villarreal han jugado cuatro partidos en Liga de Campeones y todos acabaron con empate. El quinto fue la final de la Liga Europa y con veintidós penaltis triunfó el conjunto castellonense. Lograr nuevo empate sería resultado extraordinario. Ganar casi sería revivir la final europea.

El Sevilla está en la Liga amenazando y no desiste de la idea de aspirar al campeonato. En Alemania tendrá que poner todas sus fuerzas desde el primer minuto. Los alemanes siempre juegan sin restricciones mentales. Los sevillanos han sido gente en Liga Europa y quieren reivindicar su poderío en la Copa de Europa.

Posdata. Los madrigados se han quejado del arbitraje del extremeño Gil Manzano. Todos los extremeños de Primera no son como Sánchez Ibáñez.