A Koeman le hablan del turrón

La Liga no ha cubierto ni siquiera el tiempo en que se sentencie que tal o cual entrenador no comerá el turrón y ya tenemos a varios en peligro. Ancelotti y Simeone, que dirigen dos grandes, no corren peligro alguno porque sus equipos están cubriendo las primeras etapas sin grandes sobresaltos. No ocurre lo mismo con Ronald Koeman, que está tensando la cuerda con el fin de que Laporta lo destituya. Lo que sea capaz de aguantar la directiva azulgrana será el tiempo en que el holandés continúe en el banquillo. Además de enfado harán falta los millones que no hay en caja.

José Bordalás había encandilado a la afición valencianista y en Sevilla se topó con un viejo adversario, Julen Lopetegui, con quien  se las tuvo tiesas con el entonces entrenador del Getafe y casi quedaron para verse en la calle. Se vieron en el Sánchez Pizjuán y el encanto de Bordalás se esfumó en menos de media hora. El preparador alicantino tenía la consideración de que dirigía un fútbol rudo, rústico y rural con el que se defendía en la población madrileña.

El Valencia perdió el liderato con el Madrid, pero el modo en que su equipo fue derrotado no le costó prestigio alguno. En Sevilla fue todo lo contrario.

Bordalás, que se ha conformado con fichajes de jugadores de clase media, algunos de muy media, no corre peligro porque hasta ahora el equipo ha estado por encima de lo que se esperaba. En Sevilla, el vapuleo tenia coartada como es el hecho de que al equipo le faltaran tres titulares, Correia, Gayá y Soler.

En la lista de entrenadores con peligro están Míchel en Getafe, Javi Calleja en Vitoria, donde por su gran labor de la temporada pasada le han renovado el contrato por dos años, Paco López al frente del Levante y Moreno en el Granada. De momento en el Espanyol y, Mallorca  todavía hay tiempos de gracia. El del Celta se lo ha dado al ganar en el Ciutat de Valencia.