En baloncesto, Ricky y once más

Parodiando a Luis Enrique con Morata, en baloncesto podría afirmarse que el equipo son Ricky Rubio y once más. La participación del base catalán en la selección es mucho mas decisivo que lo pudiera ser en algún momento en fútbol el delantero Morata. Es doctrina de fe afirmar que lo importante son los equipos y no las estrellas individuales. Sin embargo, en este caso se puede afirmar que Ricky es el equipo. Dicho de otro modo, sin él la selección de baloncesto, en la que tal vez hay demasiada veteranía, el conjunto padece tremendamente las ausencia del base y se rechace y encamina el partido hacia la victoria cuando Ricky está en la cancha. Manda, dirige y encesta. Es pieza fundamental. Tiene dos grades virtudes: es estrella individual y, al tiempo, hace equipo.

El seleccionador, Sergio Scariolo, ha contado para este torneo con jugadores que quizá llegan demasiado justos porque incluso en su equipos no anduvieron sobrados. Creo que han pesado más en la opinión de Scariolo el historial de algunos de los llamados.

A la selección, que aspira a nueva medalla, le costará llegar a la final. Pese a que Estados Unidos ha tenido un partido con derrota, algo inesperado, presumiblemente, acabará en la final y será más que difícil que el adversario le arrebate el oro. Los estadounidenses no ha hecho teóricamente el equipo invencible. Se han limitado a acudir con un conjunto de muy alto nivel y ello les bastará.

Al equipo español le ha surgido un problema sanitario. Afortunadamente, Marc Gasol, Abalde y Garuba, están solo semiconfinados. Pueden entrenarse y jugar pero están en habitaciones individuales y han de guardar ciertos protocolos. Estuvieron en contacto con un contagiado que viajó con ellos en el vuelo que les llevó a Tokio.

Posdata. El Real Madrid canta victoria por la ultima decisión judicial. Las decisiones del juez de lo Mercantil de Madrid quizá no serán refrendadas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Tocará esperar.