Debú contra Egipto en fútbol

Las Olimpiadas ya no son de cuatro años ya que los presentes Juegos Olímpicos se disputan después de una etapa de cinco años por la suspensión de 2020. Las competiciones olímpicas tampoco son propias de la quincena tradicional puesto que ahora ya hay torneos antes de la ceremonia inaugural y del desfile de los atletas por el estadio. El progresivo aumento del programa deportivo, se debe a que han sido aceptadas por el Comité Olímpico Internacional (COI) disciplinas más o menos modernas y, afortunadamente, porque las mujeres ya hace años que comenzaron a ser admitidas en igualdad de torneos como los hombres. Por tales cambios hoy jueves comienzan los partidos de fútbol y en ellos debuta la selección española.

Egipto es el primer adversario de nuestro equipo que en una parte importante de los llamados, llega con hartazgo de partidos. Seis de los participantes en la Eurocopa están en la lista de Luis de la Fuente. Entre ellos hay jugadores como Pedri, Pau Torres o Dani Olmo que han jugado en los encuentros en los que la Roja se enfrentó finalmente a Italia en las semifinales.

El juego desarrollado por los olímpicos en el amistoso con Japón, que no pasó del empate, no fue realmente satisfactorio hasta el momento en que entraron jugadores de la Eurocopa y especialmente el barcelonista Pedri, quien fue designado el mejor futbolista joven del torneo europeo y volvió a dar muestras de su gran valor deportivo.

Es un tópico decir que no hay enemigo pequeño y así se demuestra en los torneos en que selecciones tenidas como favoritas sufren derrotas que están fuera de los pronósticos. Egipto, en otros tiempos, era conjunto contra el que cabía alinear a varios jugadores no titulares. Hoy es muy arriesgado conceder la mínima ventaja. Sobre todo porque estos equipos jóvenes pueden dar lo mejor y lo peor ante cualquier adversario.

España sueña de nuevo con obtener otra medalla de oro. Pero las circunstancias que se van a dar en Japón no son las que se vivieron en Barcelona92. La primera actuación nos dará la sensación que se desea. El espíritu que aporte convencimiento sobre el futuro inmediato. En los Juegos no hay momentos de desahogo. Hay que ganar por encima de cualquier circunstancia. La olímpica merece confianza.

Posdata. En el Comité Olímpico Español se hacen pronósticos sobre el número de medallas. Hay que ir con calma.