Italia ganó en acto de fe

La victoria de Italia en la final de la Eurocopa fue casi un acto de fe porque el partido no pudo comenzar de manera tan sorprendente porque marcarle un gol a los italianos ha sido siempre una acción muy complicada dada la facilidad que tienen desde siempre para defender su zona. El partido tuvo una película que más bien pudo haber sido protagonizada por la selección trasalpina. Ocurrió que los ingleses marcaron y a medida que fue transcurriendo el juego pensaron mas en defender que en atacar. Italia no perdió en ningún momento la posibilidad de vencer. Tardó en hacerse un sitio en el juego, pero cuando lo hizo cortó casi de raíz el juego inglés y todo cambió de dirección. Tengo la impresión de que la mayoría de los aficionados españoles desearon la victoria italiana. El argumento de que venciera el que nos eliminó pareció consuelo.

Al margen del final de la competición resulta evidente pensar que Luis Enrique, aunque ni siquiera en el ultimo partido definió su real equipo, si ha conseguido hacer llegar a la opinión pública la teoría de que ha creado selección para el futuro. La juventud de la mayoría de los llamados hace concebir un futuro esperanzador. Pedri ha sido elegido el mejor jugador joven del torneo continental y camino de Tokio para defender la posibilidad de ganar una medalla más han sido convocados seis de los que han participado en la Eurocopa. El equipo olímpico tiene gran componente de la Roja y ello es dato a considerar si pensamos en que entre los convocados por Luis de la Fuente hay motivo suficiente para creer en la idea de Luis Enrique de que la juventud llama a la puerta.

El final de la Eurocopa precisará reflexiones varias, pero ello va a coincidir con las llamadas a los entrenamientos de los equipos que han de empezar la Liga en agosto. Las preparaciones nos van a hacer olvidar algunos de los asuntos que más preocupan. Verbigracia: la renovación o partida de Lionel Messi. Habrá que estar alerta. La participación en el campeonato nacional de figuras intencionales potencia los contratos con los canales internacionales de televisión.

Posdata. Ya podemos estar tranquilos. El serial Sergio Ramos ya tiene final. Está en el PSG. El Madrid tiene que fichar a gente que haga olvidar la salida. Alaba no basta.